2011

De intereses politicos y reservas naturales

Que tal, queridos lectores de este apreciado Blog… jaja bueno ya nada de mamadas, espero estén bien.

El motivo de este mensaje es para contarles una pequeña historia de lo que hice en mis pasadas vacaciones de semana santa, espero no les aburra, y ya para no cansarlos aquí vamos:

En semana santa fui a un campamento con un grupo de hippies ecologistas (bueno, no son hippies ecologistas, pero es una ONG de educación ambiental y cosas así, bien a toda madre). El recorrido empezó con un lugar mas que conocido por la población de mi pequeña ciudad (vivo en La Paz, en Baja California Sur) llamado La Sierra de la Laguna. Esta sierra cuenta con hermosísimos paisajes, especies endémicas y entre muchas otras cosas, nos da agua a muchas de las ciudades cercanas. Es muy popular entre científicos de todo el mundo, que vienen a investigar especies endémicas de plantas y animales.

Pero bueno, no todo es bonito. Después del gobierno de López Mateos los pueblos dentro de la reserva de la sierra quedaron casi completamente desatendidos, teniendo que buscar una mejor educación para sus hijos, “mejores” oportunidades de empleo en la ciudad, en fin una “mejor” vida. Quedando así unas pocas personas que ahora (familias que llevan muchas generaciones ahí y extranjeros) viven de la sierra. Un “señor joven” que vino del interior de la republica a vivir de la tierra, nos platicaba que aproximadamente a la fecha solo unos 3 ranchos dentro de la sierra siguen sembrando para vivir (incluyéndose el). Uno escucha “la sierra”, o “los ranchos” y se imagina plantíos grandes, parcelas, cosas así… pero no, ni eso, ahora la mayoría de los terrenos están siendo comprados por extranjeros, del interior de la republica, de estados unidos y otros mas aventurados, desde Inglaterra, para sacar ellos provecho de el con ecoturismo (ya saben, campamento, caminatas, centros para relajarse, todo eso). ¿Y los rancheros?, bueno, ellos se van a las ciudades mas cercanas a buscar empleos, pero con el dinero de sus terrenos (que por mas grandes que sean solo sacan 80mil pesos a lo mucho) no les alcanza para vivir en la ciudad, no les alcanza para tener una casa, escuela, ropa, comida, etc.

¡Y la cosa se pone peor!… Hace mucho tiempo es muy bien sabido que en la sierra hay oro y mas cosas. Ahora resulta, que en el gobierno pasado el inútil del gobernador estaba dando permisos para que una compañía minera entrara a la sierra y extrajera este oro, ¡AUN SIENDO UNA RESERVA!. ¿Y que opinan los rancheros? Nos platicaba una de las personas que tienen ya muchas generaciones viviendo en la sierra, que los pueblos de la sierra, por el mismo terreno, están muy separados entre si, entonces unos pueblos están a favor de la minería y otros se oponen. Nos decía que los pueblos que tienen mas acceso a la educación eran los que estaban en contra, y que se habían organizado ya entre estos pueblos para dar platicas a los pueblos que estaban a favor, pero ellos simplemente no los convencían. Como esta gente jamás había visto tal cantidad de dinero como la que le ofrecían, se dejaban llevar, creían que les iba a durar para toda la vida. Nos platicaba incluso que un ranchero que recién había vendido su tierra se emociono tanto que en una fogata echaba dinero al fuego, así como lo oyen, que porque no se le iba a acabar nunca.

Pero, ¿Por que esto es malo? Esto es malo porque la minería afectaría gravemente a las especies únicas del lugar, al ecosistema y al suelo. Es malo porque la compañía minera ni siquiera es del estado (esto quiere decir que el dinero no se quedaría en el estado, el dinero se iría a los directivos de esta empresa y seria invertido y utilizado fuera del estado e incluso del país). Y es aun peor, porque los empleos que supuestamente proporcionaría, serian ocupados por gente de otros estados, esto quiere decir que no dejaría empleos para la gente a la que le quitan sus tierras. Y por si creían que no podían haber mas razones, bueno, si hay, y es la mas importante de todas: Porque para este tipo de minería (a cielo abierto, de esa donde cavan hoyos enormes en el suelo) es necesario utilizar químicos tóxicos, y ¿a donde creen que van esos químicos al final de todo?, al suelo, y del suelo van a los mantos acuíferos subterráneos, y esa agua subterránea es la misma que abastece a muchas ciudades (incluyendo la mía) de agua potable, es el agua con la que nos bañamos, con la que nos lavamos las manos y la que tomamos. Y no es así como que en el estado sobre el agua, de hecho hace falta, y mucho (ah, pero eso si, tenemos como 3 campos de golf en la ciudad y unos 10 mínimo, en el estado).

¿Ahora entienden porque creo que tiene mierda en la cabeza esta gente?

Pero bueno, continuemos con el viaje… Después de visitar la sierra, fuimos a un lugar aun mas famoso a nivel mundial, pero con un ecosistema completamente distinto. El lugar se llama Cabo Pulmo y es (también una reserva) un lugar con una biodiversidad impresionante, mayor que en cualquier parte del Golfo de California, que no por nada el golfo también es llamado como “El Acuario del Mundo” (y no es cosa de la gente de aquí, también esta declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO).

El lugar fue fundado por una familia que, cuando Baja California Sur aun era un territorio, llego ahí y se estableció. Ahora van 3 generaciones de la misma familia viviendo en ese lugar y protegiéndolo.

Al principio vivían de la pesca en el lugar, pero cada vez les salía menos, tenían que irse mas lejos y mas lejos, hasta que un día se dieron cuenta que eso no era bueno y se dijeron que tenían que dejar de pescar, si querían que el lugar se conservara. Así que tomaron una decisión muy radical: vivir del ecoturismo. No es tan fácil como suena, vivir primero de pescar en el lugar, poder pescar y comer al día, para pasar a vivir del turismo. Fue una decisión difícil pero al final supieron que era lo debían hacer si querían conservar su biodiversidad. Con el tiempo y después de varias peticiones al gobierno y papeleos, el lugar se convirtió en una reserva federal.

Habiendo tomado la decisión se dieron cuenta que fue buena cuando empezaron a volver a haber peces, pero ahora ya no los pescaban como antes, ahora llevaban gente para que los viera.

Nos platicaba uno de los hijos de los primeros pobladores del lugar, que había un pez “mero” de 2 metros (estos peces suelen llegar a ser muy grandes), que por ese pez, en una pescadería, le llegarían a ofrecer hasta diez mil pesos, pero que el por llevar a gente para que lo viera, ganaba como tres mil pesos por tour, ósea que con solo 4 tours a ver el pez ya podía ganar mas que vendiéndolo a una pescadería.

¡Y de pronto que regresa el mentado gobernador este del que les hablaba allá en la sierra!, ahora para dar permiso a una constructora para construir un complejo habitacional y una marina con una capacidad de 400 barcos. La mitad de todo eso en nada mas y nada menos que territorio de la Reserva de la Biosfera (o sea que eso de que sea una reserva y todo, ¿es nada mas puro nombrecito? ¿o de que sirve?).

Otra vez con el choro de que va a traer empleos y no se que tanto, y otra vez el mismo problema: si, son empleos, ¿pero para quien?. Estos empleos son para albañiles y trabajadores de zonas marginadas en algún otro estado de la republica, no para la gente que vendió sus terrenos pensando que los emplearían, dejando así a muchas personas sin empleo y sin tierras. Además, esto vendría a hacerle un terrible daño al ecosistema de Cabo Pulmo, que después de tanto esfuerzo por parte de los ciudadanos, vengan estas personas y lo tiren todo a la basura.

Lo mismo sucedió con un pueblo muy cercano a Cabo Pulmo, pero a menor escala. El lugar se llamaba La Rivera (o algo así), y venia una constructora a hacer hoteles y una marina para como 200 barcos. Al contrario de las personas de Cabo Pulmo, las personas de este pueblo estaban de acuerdo con esta construcción, porque pensaron que les traería una mejor economía. Al venir la constructora y comenzar a laborar, secaron la laguna que tenían, de donde sacaban muchas veces su comida las personas del pueblo, trajo una minúscula cantidad de empleos y lo que era antes un lugar con una rica biodiversidad, fue abandonado por especies de aves y mamíferos.

Ahora estos dos proyectos (los dos en zonas completamente diferentes, pero con igual impacto para cada ambiente) tienen los permisos necesarios, pero la oposición de las personas ha sido muy grande y no se han comenzado aun. Se necesita mucho apoyo de toda la comunidad para que no se logren estos proyectos, ya que en caso de comenzar a laborar, los dos dejarían un daño increíble en el estado.

Una de las personas en el campamento nos dijo una vez que eso de que trajeran hoteles, minas, campos de golf y barcos, los mentados “Desarrollos turísticos”, no nos llevaban a ningún desarrollo, eran solo un retroceso. Un retroceso porque solo destruíamos el ambiente del que vivíamos. Y no digo que vivamos en chozas y sin tecnología ni nada de eso, pero cuando menos deberíamos de comenzar a preocuparnos un poco mas por este tipo de problemas, ya que si nuestros gobernantes no lo hacen, nosotros tenemos la responsabilidad de hacerlo, porque sino ¿entonces quien?… ahora si que ni el chapulín colorado estaría para salvarnos.

Bueno, gracias por leer y que tengan un bonito día, los dejo para que reflexionen todo esto que les conté.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Alejandro

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
128 Comentarios en “De intereses politicos y reservas naturales”