2011

Historia de una deficiente atención en el Sector Salud

Mi familia está integrada por mi padre de 60 que es el menor y único sobreviviente de una familia pequeña y yo su único hijo soltero, mi madre falleció hace 8 años, mis únicos parientes conocidos son unos primos que viven en los estados unidos y una prima de mi madre que vive en el norte (no sé dónde)… y ustedes preguntaran ¿a que viene semejante introducción?

Pues bien aquí va el meollo del asunto, sucede que hace unos días mi padre por descuido de su salud sufrió de un infarto y por falta de recursos tuvimos la necesidad de emplear los servicios médicos del sector salud (hospital general), en lo que se refiere a la atención en las áreas de choque y terapia intensiva no me quejo. Se la rifaron por sacar adelante a mi jefe, lo que sí es una monserga es estar casi acampando fuera del área de urgencias por más de 7 días por si necesitan algún medicamento (que tienes que comprar y caro) o algún estudio que el hospital no proporciona, lo molesto no es la estancia porque hasta conoces gente bien a todo dar y muy interesante, la chinga es cuando te ausentas para bañarte o comer algo, porque si en ese momento te llaman las trabajadoras sociales y no estas, te pedorrean como si se fuera a acabar el mundo, casi te hacen sentir chinche por no estar cuando al médico se le ocurrió darte una receta para un medicamento que el paciente debe tomar 10 horas después, pero bueno que no tengan medicamentos y que los estudios los tengas que cubrir de tu bolsa es razonablemente aceptable la neta es que el instituto tiene a madres de pacientes y los recursos no son tantos.

Lo que si realmente se puso carbón es, que una vez que mi padre paso del área de terapia intensiva a medicina interna, es decir propiamente a hospital mando llamar una vieja maldita con cara de tengo a madres de trabajo (resolver su revista de palabras cruzadas) para soltarme una letanía de los cuidados del paciente y la donación altruista (a huevo) de dos unidades de sangre, pero no conforme con esto me soltó la bomba de que tenía que permanecer con mi padre las 24 horas del día un familiar, ni amistades ni nada un familiar y directo (ósea el único era yo) cuando le dije a la gorda maldita que el único familiar era yo y que no podía quedarme las 24 horas del por aproximadamente dos semanas que mi padre estaría en el hospital, que tenía que regresar a trabajar o me cargaba el payaso, a lo que me respondió encolerizada, que entonces yo era un irresponsable (no está mal esa palabra usó) que las enfermeras y médicos no se hacían responsables si algo le pasaba a mi padre.

Aquí es donde viene el hazme el chingado favor (disculpen la perorata), pues que acaso las pinches enfermeras no reciben un sueldo para el cuidado de los pacientes aparte que no están capacitadas para ello… claro si se te cae el paciente y se rompe la madre la culpa es tuya no de la institución y sus huevonas enfermeras, que por cierto se la pasan en el desmadre y su única función es administrar medicamento de mala gana cada que le toca al paciente, que poca madre.

Aun así con mi frustración me tuve que aguantar las dos semanas que mi padre paso en el hospital, corriendo a hacer algo de mi trabajo en putiza, tragando rápido y bañándome aún más por si a Godzila se le hinchaban los ovarios de llamarme… y pobre de mí si no estaba.. Eso si las noche las pase en el hospital al lado de mi padre sentado en una maldita banca de escuela pública, de esas duras como la chingada con una paleta que se te clava en el estómago cada que te mueves, y cuidadito con andar caminando por los pasillos porque inquietas a los pacientes interrumpiendo su sueño (sueño que no puede conciliar nadie porque las pinches enfermeras se la pasan hablando a gritos y haciendo desmadre por la noche). En fin creo que fue un hazme el chingado favor muy largo pero ya por lo menos algo me desahogue.

Por cierto si el primer medico ojete y fantoche que atendió a mi padre en el centro de salud lo hubiera mandado inmediatamente a urgencias (como era su obligación) nada de esto hubiera ocurrido.

Cortesía de Elver

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
135 Comentarios en “Historia de una deficiente atención en el Sector Salud”