2011

Deseo Sexual Yucateco

Nunca había entendido por qué es que las necesidades sexuales de los hombres y las mujeres son tan diferentes…
Había meditado y filosofado pero nunca había entendido todas esas pendejadas de que las mujeres son de Venus y los hombres de Marte.

Maaare, es más, no sabía yo por qué es que dicen que los hombres piensan con la cabeza y las mujeres con el corazón.
Pero ahora si ya lo entendí y les cuento una anécdota que me pasó allá por Tekax, Yuc.

Una noche, mi mujer y yo nos fuimos a acostar, y bueno, luego empezó el cachondeo, nos empezamos a acariciar, el inevitable agarre de chuchus, de kep (órgano sexual masculino), de pirix (lo contrario de lo anterior) y de todo lo demás, era una gran tocadera…..

La cuestión es que ya estaba listo el asunto, como quien dice la olla ya estaba hirviendo como frijol con puerco (comida yucateca) de los lunes y en ese momento, me dice la condenada:

“AHORITA NO TENGO GANAS mi amor, mejor sólo ABRÁZAME!”

Y aparte, me lo dijo con una cara de cínica la jijueputa, pelaná (insulto en lengua maya)!!…

Yo dije: ¿¿¿ QUEEEEEEEEÉ???

¡¡No chingues coño!!, puse una cara de pendejo que pa’ que les cuento. Entonces me dijo las palabras mágicas de toda mujer:

“NO SABES CONECTARTE CON MIS NECESIDADES EMOCIONALES COMO MUJER”.
¡¡¡¡Y por dentro dije: aaaay no mames… que la chingada!!!

Al final, el asunto era que esa noche no iba a haber pelea. ¡¡Qué más!!, dije desconsolado… conté hasta diez y tranquilo, guarde los aceites afrodisíacos (el menen, o de cocina el que anuncia ese gallo de la yoga, creo que se llama Maldonado el pelaná ese).

Apagué las velas, quité el CD de la Paquita la del Barrio, y guardé el de Junior’s Klan (en ese momento casi siempre funciona), apagué el equipo de sonido, guardé las caribe cooler y demás.

Me eché un regaderazo con agua helada a ver si podía yo calmar a la ‘bestia’ y me puse a ver ‘Discovery’, a todo volumen para no dejar dormir a mi x’la suegra… (porque luego si se pone uno a gustar el canal “Golden Choise”, más caliente quedas).

Después de un rato me dormí…

Al día siguiente saqué a mi mujer a pasear a la plaza Altabrisa como lo hace cualquier wiro(indio) enemorado de su pior es nada, la llevé al mercado, al chetumalito(mercado de baratijas en merida), a chedraui, al aurrera a dunosusa (bodega de abarrotes mayorista), pero como que no estaba al nivel de esta wira así que la llevé a ella y a mi rechingada suegra al Liverpol, a Sears y a Sanborns, la deje que escogiera lo que quisiera y me fui a gustar (modismo yucateco que es lo mismo que mirar) los relojes mientras ella se probaba tres vestidos carísimos, ni se qué x’la (se lee ishhlá) marca eran, la cuestion que eran carísimos.

Como mujer al fin no podía decidirse por uno u otro como siempre, le dije que se llevara los tres.

¡Entonces me dijo que necesitaba unos zapatos que le hicieran juego! a $1000.00 el par, le contesté que… -‘ta bueno.

Luego fuimos a la sección de ropa sport, de donde salimos con una chamarra con plumas, era de unos flamencos en brama y una Bolsa Luis Vuiton o alguna mamada de esas…¡¡¡mare¡¡¡

¡¡¡mare!!! ¡¡¡Estaba tan emocionada se quería cagar de la emoción, estaba, que no cabía en su calzón la pelaná!!!.

Yo creo que pensaba que me había vuelto loco, pero de todas maneras ahí traía un enorme bulto de vestidos, pantimedias y calzones de lentejuelas con unos brazieres que más bien parecían hamacas.

Pienso que me estaba probando cuando me pidió una faldita muy corta, dizque para jugar tenis en la Inalámbrica, que el maestro cobra un peso los sábados patrocinado por la Nestlé. Si no sabe ni correr la wue’puta (lo mismo ke jijueputa), mucho menos jugar tenis, bueno… no juega ni su mierda con un palito… ¡¡ay condenada!! dije.

Entró en ‘chóck’ cuando le dije “‘ta bueno compra todo lo que quieras mamita”.

La hubieran visto, ‘taba excitada sexualmente, eran chorros de wish (meados) que aventaba la u’ mejen kisin (maldita), y la cara de felicidad.

Después de todo esto entonces dijo la palabra mágica de toda mujer cuando llegamos a la caja registradora:

“Ven chuch (amor), papito lindo, mi ‘gordo hermoso’, mi maare lindo hermosso (y otras pendejadas que dicen las mujeres), saca tu cartera, paga y vamonos gordo”

….ay wueeeeee’puta pelaná!! dije.

aaaaaa, Pero fue ahí cuando, de repente, faltando sólo una persona para pagar, le dije:

“No mi amor, creo que ahorita no tengo ganas de comprar todo esto”…

‘”Tan sólo quiero que me abraces'”.

Empezó a poner cara de que se iba a desmayar, se le paralizó la parte izquierda del cuerpo, creo que hasta un pedo se echó, le dio un tic nervioso en el ojo derecho….estaba haciendo visco, era un semáforo, y le dije:

“No sabes conectarte con mis necesidades financieras como hombre”.

y colorín colorado, el pendejo se ha revelado… ¡Hazme el chingado favor!
Vía: g7magazine.com

Cortesía de BNDN

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
167 Comentarios en “Deseo Sexual Yucateco”