2011

Los clásicos de Disney arruinaron a las generaciones X y Y

En 1970, por cada 100 matrimonios hay tres divorcios; en el 2003, esta cifra se eleva a 11 divorcios y para 2007 hay 13 divorcios y para el 2010 hay 18 por cada 100 matrimonios.

A este rango de crecimiento para el 2023, 50 de cada 100 van a terminar en divorcios.

Hola a todos los finos lectores de HECF, primero un poco de contexto del ¿Por qué? me puse a filosofar al respecto.

Algo que le sucedió a una amiga de mucho tiempo, ella salía con un completo imbécil, había reprobado varios años en la carrera, se la pasaba sin hacer nada, exageradamente dependiente de sus padres, ese wey decía que tenía mucha lana (por que se comparaba con sus primos que eran unos bloquea calles), en resumen alguien incapaz de hacer algo por sí mismo, ella ya hablaba de casarse y demás, igual que sus amigas y su familia yo le dije que lo dejara ya que él no tenía ningún futuro y mejor se buscara a alguien con más ambiciones en la vida, ella se sintió muy ofendida y me dijo que yo no conocía el verdadero amor y que estaba muy mal por ser tan superficial. A partir de ese me perdió confianza.

Como ya supondrán para dónde va la historia, el sujeto en cuestión la embarazo, no se quiso hacer responsable y la mando a la chingada desapareciéndose y ella hasta la fecha con un niño, después de 4 años sigue culpando a los papas de esta persona diciendo que ellos evitaron que se casaran y por esto ella nunca actuó legalmente contra este individuo, aun con esperanza que él se dé cuenta y regrese con ella, incluso ella porta un anillo de casados que el tipo le dio.
Esta historia es tan simple y tan ridícula como se lee, no hay más trasfondo ni ningún otro suceso en especial.

También es muy común el caso de las mujeres que se casan sin en verdad conocer con quien se están casando, que solo se conocen en situaciones de solo verse los fines de semana para ir al cine, en todos estos casos siempre terminan en divorcio y a veces los hijos pagan las consecuencias.

Después de meditarlo mucho, esta no es una historia aislada, existen miles de casos iguales en México y también en Estados Unidos, que año con año empeora, este problema lo padecen la generación X y la generación Y.

Yo culpo a la idea de romance que creo la empresa Disney, donde la mujer se sienta a esperar, llega el príncipe a rescatarla, ella se entrega totalmente a él, se casan y viven felices para siempre.

El concepto de felicidad es que ella nunca en su vida vuelve a trabajar o preocuparse de algo y esta historia se interiorizo tanto en las generaciones X’s y Y’s que la misma historia la venden las novelas Mexicanas.

Como ejemplo de historias enfermas, esta “La Sirenita” donde ve al príncipe una sola vez, se enamora, hace pacto con la villana y pierde su voz, viéndolo del lado del príncipe de la historia, para él, ella es una muda que apenas puede caminar y desconoce todo lo que hay en la superficie, peor que alguien con síndrome de Down.
Otro ejemplo es la bella y la bestia, donde la bestia iba a asesinar al papa de bella, ella se entrega a cambio del papa y la bestia la encierra y la utiliza como esclava para hacer los quehaceres, apenas alimentándola y ella aprende que dentro de Bestia hay algo de bueno, cuando él le da permiso de tocar el librero después de meses de maltratos, esto se puede usar de metáfora de las mujeres que soportan ser golpeadas en sus casas.

El último ejemplo que me viene a la mente es la saga de películas y libros de Twilight, donde la protagonista literalmente es estúpida y no hace nada de nada, esta película fomenta la importancia de tener novio.

Si no se logra hacer conciencia en las nuevas generaciones de esto, el problema seguirá creciendo. Las mujeres tienen que entender que lo que venden las películas es mera fantasía y tienen que pensar en qué hacer en un futuro, esperar a que las mantengan, no es una opción en estos tiempos y una mala decisión les puede arruinar toda su vida.

Tener novio no es lo más importante de la vida.
Hay que reconocer a los pendejos.
Tienen que pensar como si se fueran a mantener a sí mismas toda la vida.
Tienen que ver la ambición como una cualidad, no como algo superficial.

Como palabras finales, hay que acabar con la cultura Televisa, que no solo se conforma con vender la idea de que ser narcotraficante es lo mejor que existe, si no que vende historias donde las mujeres tienen que ser huevonas para vivir como reinas.

Cortesía de AyreonMX

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
223 Comentarios en “Los clásicos de Disney arruinaron a las generaciones X y Y”