2011

La realidad de Anonymous

Recientemente se ha hablado mucho por todos lados de Anonymous. Que hackearon la PSN, Visa, MasterCard, PayPal…y la lista es ya muy extensa. Pero lo que me sorprende más es que las mismas personas que se dicen parte del colectivo (porque no es un grupo, ya llegaremos a eso), no parecen comprender la historia y la verdadera naturaleza de Anonymous. Por eso envío esta entrada. Para aclarar lo que verdaderamente es el grupo. No me voy a identificar como su vocero, ya que por motivos que se definirán a lo largo del texto, no existe tal cosa como un “vocero de Anonymous”.

Anonymous comenzó en realidad como un chiste dentro de 4chan (si, ellos). Para publicar un comentario en la página se solicita un seudónimo y un correo electrónico, que son opcionales. Muchos usuarios elegían no usar un seudónimo, y automáticamente se les asignaba el de “Anonymous”. Dado que muchos usuarios de 4chan (particularmente en el foro /b/) eran trolls, los comentarios realizados con el seudónimo Anonymous eran generalmente insultos. A la larga comenzó la tradición de asegurar que todos los usuarios que comentaban como Anonymous eran una misma persona.

Todo eso cambió en enero de 2008. Un día fué filtrado al Internet un video de introducción de la Iglesia de la Cienciología. Cuando el video llegó a 4chan, varios usuarios expresaron su repudio a la Cienciología, y al cabo de algunas horas decidieron organizar una serie de protestas (colectivametne llamadas “Project Chanology”, por el nombre en inglés de la Cienciología: Scientology). A lo largo de 2008 se hicieron diversas manifestaciones globales en contra de la organización. Fué la primera demostración de la capacidad del Internet para mover masas. El objetivo original de las protestas era por los “lulz” (o diversión, en otras palabras, recordemos que era un conjunto de trolls).

Subsecuentemente, a medida que una subespecie de Anonymous conocida por el resto como “Moralfags” (maricas morales), el objetivo de esas protestas se volvió la destrucción de la Cienciología. Los Moralfags son quienes han organizado la mayoria de las protestas contra organizaciones y gobiernos.

Ahora que conocen los orígenes del “moviemiento”, ahora podemos hablar de su naturaleza. Anoymous no es un grupo. No es una organización. No es una asociación…

En el mejor de los casos, es un colectivo. Pero la expresión que mejor lo definiría es “montón de gente”. ¿Por qué esa expresión? Simple: No hay una estructura jerárquica que rija a Anonymous, ni hay un conjunto de objetivos definidos. Originalmente, era un conjunto de personas que buscaba divertirse. Poco tiempo después de las protestas mencionadas arriba, se convirtió en una especie de causa social. Básicamente, estamos hablando de personas que se robaron un nombre y un concepto.

¿Cómo funciona? Simplemente una persona propone algo y el resto deciden si actuar o no. Y no necesitan ser muchas personas. Aquí queda citar a John Stuart Mill:

“Una persona con una creencia es un poder social equivalente al de 99 con intereses”.

Pero aún así, no es un sistema muy diferente a levantar la mano en la calle y gritar una causa.

El HECF al que quiería llegar aquí es a que, en realidad, solo le dieron nombre a algo que se ha hecho varias veces a través de la historia. Hay que dejarse de nombres y actuar.

Y si, tal vez el HECF no tenía mucho que ver con el texto, pero me vale madres y me caga que nadie entiende en realidad lo que es Anonymous. Y si no les gustó ahi le pican al link del Chilakil. ¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de reizemx

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
248 Comentarios en “La realidad de Anonymous”