2011

Desde el (recontrajodido) puerto de Mazatlán

Hace una horas, me asaltaron a mi y a mi novia, y vengo a escribirlo aquí, porque de plano no supe a donde mas acudir, y esque la historia es así:

Estábamos mi novia y yo sentados en lo alto de una resbaladilla en un parque en la zona de Lomas, aquí en Mazatlán, eran como las 12:20 de la madrugada y esperábamos para pasar por la hermana de ella, que nos avisaría por el celular, cuando dos tipos (con finta de cholillos) se nos arrimaron. Uno que iba de negro se paró frente a la resbaladilla y me hizo señas para que bajara, obviamente ni pendejo me bajé, pero me dí cuenta de que el segundo, que iba de blanco, empezó a subir las escaleras detrás de nosotros y al estar detrás de mi me amenazó con una navaja ya muy vieja… El caso esque le pedí negociar, a lo que me contestó textualmente: “Que negociar ni que la chingada!” y esque lo que aquel troglodita cara de glande no sabía, esque no tenía ni un quinto yo en la cartera pero aún así me vaciaron, lo mismo que a mi novia y no conformes con eso me siguieron jodiendo con la navaja en la cara, algo que en verdad emputa, por lo que le agarré la mano e intenté quitarle el arma. Mi novia por obvias razones empezó a gritar (cabe aquí destacar que antes de que eso pasara, se escuchaba que había gente cerca, pero son tan jotos aquí que nadie se dignó en asomarse) el tipo entró en pánico mientras el otro gritaba:

¡DALE UN PUÑETE! ¡DALE UN PUÑETE!

El caso esque como pudimos nos alejamos de su alcance y echaron a correr. Enseguida vi a unos jovenes, que llegaban en un carro, corrí a pedirles ayuda para seguir a los asaltantes ya que solo eran dos y entra mas podíamos hacerlos entrar en razón. La respuesta del que parecía ser el que manejaba fué: ES QUE YA NO TENEMOS GASOLINA…

Después de esa decepción nos subimos a nuestro auto a seguirlos, la verdad esque no sabia que haríamos si los encontrábamos, pero estaba yo ya muy cabreado como para pensar. Me pareció verlos e una cuatri-moto pero se me perdieron en un retorno así que en cuanto vimos una camioneta de Policía avisamos y al parecer se fueron en su búsqueda. Como realmente ignorábamos que hacer acudimos a la casa de mi novia donde estaba su madre. Ella dijo que debido a que nuestros documentos que llevábamos en la cartera podían ser mal usados, debíamos poner una denuncia.

Acto seguido fuimos a donde se supone, debería estar la oficina siempre dispuesta, y lo que encontramos fue un “vigilante” que nos dijo: UUY NO!! SE ACABA DE IR EL ENCARGADO (eran alrededor de la 1:30) y no conforme con eso añadió: PARA PONER LA DENUNCIA TIENEN QUE VENIR EL LUNES Y DE PREFERENCIA TEMPRANO PORQUE SOLO HAY 10 FICHAS… Justo en este momento en mi mente retumbó un sonorísimo HAZME EL RECONTRACHINGADO FAVORR!!!

Nos fuimos derrotados de ahí a nuestras casas, con el coraje de que dos hijos de su puta madre nos quitaron nuestras cosas y no podíamos denunciarlos porque el otro hijo de su puta madre del encargado ya se había ido….. Así que ya saben amigos, si vienen a Mazatlán y los asaltan, procuren que sea en horarios de oficina, aaaaaaaa y de preferencia que no hallan habido otras 10 denuncias antes o se tendrán que esperar al otro día… ASI ES MIS AMIGOS… ASI ES DE TRISTE EL PAÍS DONDE VIVIMOS.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Cuervo Ambulante

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
220 Comentarios en “Desde el (recontrajodido) puerto de Mazatlán”