2011

La naturaleza del chango, la moral y un poco de religión

Leyendo el post anterior que escribió el médico, que refería a lo que es natural y a lo que es antinatural (refiriéndose a los homosexuales) le doy la razón a medias, ya que en efecto no es natural, pero si es inmoral (en los últimos párrafos explico esto). Me vino a la mente una investigación que alguna vez leí que les platicare a continuación.

En el año 2005 el investigador economista Keith Chen y la psicóloga Laurie Santos hicieron un experimento que involucra a un grupo de monos capuchinos, esos que venden en las tiendas de mascotas, no más grandes que un bebe recién nacido, de los primates es de los que menos intelecto tienen, eso vuelve más interesante el experimento.

La idea esencial es darle un dólar a un mono y ver qué es lo que hacía, bueno no era un dólar en sí, en vez de eso les entregaba pequeñas piezas redondas a los monos, luego les mostraba bandejas con comida (uvas, bombones, galletas, etc.) que podían canjear por sus monedas, casi inmediatamente se definió el gusto particular que tenía cada mono.

Después de eso Chen introdujo el concepto de reducción de precio, ósea cobraba menos por la gelatina (daba 2 por una moneda) los monos dejaban de comprar otras cosas y empezaron a gastarse el dinero en la gelatina.

Luego empieza lo interesante, Chen introdujo juegos de apuestas donde apostaban monedas por uvas y los simios tenían preferencia en donde ganaban comida extra aunque significara perder su uva.

Otro suceso interesante es que les daban pepinos principalmente en cubos, luego se los dio en rodajas, uno de los monos intento utilizar la rodaja de pepino para cambiarlo por algo más dulce ¿chango falsificador?, Esto comprueba que los changos conocen el valor del dinero.

Un día Santos descubrió que en ciertos experimentos, los monos hurtaban algunas monedas. Los siete monos participantes compartían un hábitat principal de 21 m3. De tanto en tanto se sacaba a uno de ellos a un reducido hábitat secundario donde se experimentaba con ellos. En una ocasión el mono que se encontraba en el hábitat de experimentos se hizo con una bandeja completa de frutas, la cual lanzó por la ventanita hacia el habitáculo común. Tras eso se fugó siguiendo a la bandeja, como si fuera consciente de que estaba haciendo algo prohibido. En la misma acción, el mono había perpetrado una especie de fuga de la cárcel y atraco al banco.

Durante el revuelo que se originó en el habitáculo principal con la llegada de la bandeja, Chen contempló algo con el rabillo del ojo que le dejó atónito. Recordemos que, el rasgo más definitorio de un capuchino es su insaciable apetito. Sin embargo en un rincón de la jaula el economista vio como una mona aceptaba una moneda de un congénere macho a cambio de un poco de sexo. Tras concluir el acto la hembra canjeó su moneda por una uva. Chen había sido testigo del primer acto de prostitución capuchina de la historia.

Fuente : New York Times http://www.nytimes.com/2005/06/05/magazine/05FREAK.html

Prostitución, robo, apuestas, todo es instintivo en el humano por el hecho que existe el dinero, pero no es así ya que existe LA MORAL.

Los actos maliciosos provienen instintivamente del humano, pero ahí es donde está la diferencia, LA MORAL, es lo que nos diferencia de los simios, por eso mismo el concepto de MORAL es parte de la naturaleza del ser humano, y esta nos permitió escalar en la cadena alimenticia y ser la especie más dominante del planeta, si alguna actitud del ser humano que se cataloga equivocada por el grupo social debería ser considerada “inmoral” no “antinatural” son cosas muy diferentes y como humanos estamos en nuestro derecho de decir lo que es inmoral o no.

¿Dónde queda la religión en todo esto? Aclaro yo soy agnóstico, creo en dios mas no en ninguna iglesia, pero por desgracia la iglesia es necesaria para ciertos tipos de gente.

Tal vez lo que sigue sea ofensivo a algunos religiosos, pero es mi punto de vista y espero que se respete así como ellos exigen respeto.

Como lo definió el investigador Piaget, La moral se desarrolla a lo largo de los años dependiendo de las edades, por ejemplo, a los 5 años no estas consiente de la existencia de “otras personas” y que ellos sienten igual que tú, etc.

Las últimas etapas de la moral solo son alcanzadas por unos pocos que tienen que estar educados filosóficamente para poder llegar a esos niveles, al llegar al último nivel del desarrollo de la moral, entras en conciencia de la necesidad de reglas sociales para poder llevar una ley de convivencia (ósea no robes porque eso hará que te roben a ti, no mates porque es algo que perjudica a la sociedad de la cual dependes, etc.) alcanzas a entender el yo, el tú, el, la sociedad.

La gran mayoría de las personas no alcanza este nivel de la moralidad y tiene que ser educada a base de condicionamiento para que sea capaz de vivir en sociedad. Solo se comportan moralmente a base de amenazas “iras al infierno” “dios te castigara” etc. De esa manera el resto de seres humanos con moral menos desarrollada necesitan de la religión para ser seres sociables y poder avanzar.

Los que cuentan con una moral muy poco desarrollada y no cuentan con religión, son los ladrones, secuestradores, violadores, narcotraficantes, drogadictos.
Ahora que los religiosos definan lo que es moral o inmoral no es correcto ya que ellos son morales por condicionamiento y no por sí mismos.

Cortesía de nerd.co.cc

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
169 Comentarios en “La naturaleza del chango, la moral y un poco de religión”