2011

¿Justicia?

La historia es la siguiente: Felipe y Gabriela, son personas pobres, no humildes, pobres, el es albañil y ella ama de casa, tienen tres hijos, a los cuales educan bajo las limitantes que su condición les impone, su condición económica, social, pero sobre todo por su escasa educación, su formación de vida.

Como muchas familias, el hombre se gana la vida, la mujer procura el hogar y lo hijos, el trabajo es inestable, en la familia son cinco y viene un hijo más.

Nuevamente la preocupación, ¿uno mas? Imposible, no podrían, las cuentas no les salen. El niño nace.

El dinero escasea, así que ella con la experiencia de tres hijos, atiende el trabajo de parto por su propia cuenta, ella misma corta el cordón umbilical, y es ella misma quien limpia la placenta del producto. Un varón.

No se sabe si fue una decisión difícil, pero la naturaleza nos pide darle el beneficio de la duda a los padres, a la madre sobre todo, aún así lo deciden y el padre abandona el niño a las puertas de una casa, en una caja bien arropado y limpio. ¿Habrá pasado por su mente esa escena películesca en la que los moradores del hogar reciben al niño y lo educan como propio, o sencillamente creyó que llamarían a las autoridades, como realmente sucedió?

Las condiciones en que fue encontrado el mas inocente de esta historia, nos indican también darle el beneficio de la duda a los padres, si, quien atendió el reporte del niño abandonado declaró: “Nació en algún lugar donde se le dio la atención médica, puesto que, le repito, estaba limpio y arropado, estaba a la vista, en la vía pública, acudió inmediatamente la Cruz Roja.”

La decisión de abandonar a un hijo, no se me antoja cosa fácil, en el caso lo hicieron porque creyeron que sería lo mejor, tres era mas de lo que podían, un cuarto hijo ni pensarlo, “por eso hay métodos anticonceptivos” exclaman muchas voces. Las posibilidades son muchas y podemos atribuir a una infinita relación de hechos causales lo ocurrido, pero las cosas así fueron.

El niño, en un escenario posible quedaría a resguardo del Estado, donde no le faltaría sustento y educación, y con mucha probabilidad una familia lo adoptaría. Ellos en cambio seguirían con sus tres hijos.

Las cosas no sucedieron como fueron planeadas, la policía los capturó, ahora aparte del recién nacido, también los otros tres hijos quedaran bajo resguardo del DIF municipal, en tanto los padres están en prisión, donde enfrentarán un proceso por omisión de cuidado. Por que es delito abandonar a un niño.

En todo esta maraña de acciones y resultados. ¿Realmente se hizo justicia?…yo no me atrevo a dar respuesta, así que como dice aquel “ustedes tienen la palabra”.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
296 Comentarios en “¿Justicia?”