2011

OMG… you are so gangsta!

Hace un par de días encontrábame entretenido en mi hobby favorito, el cual practico todas las tardes después del trabajo, y que consiste rascarme las bolas mientras veo televisión aplastado en la cama, mientras mi vieja, junto a mí, hacia lo que más le gusta hacer por las tardes después de su chamba que es ocupar el tiempo vagando por su Facebook. Así entonces pasábamos la tarde apaciblemente en plena fiaca cuanto una expresión de mi mujer interrumpió mis desvaríos mentales… “¡Hazme el chingao favor!”, exclamó, “¿qué pedo con estos pendejos?” agregó. Su expresión me sacó de onda, lo primero que se me vino a la mente es que estaba visitando este malquerido blog, pero luego recordé que la única vez que lo visitó, porque yo se lo mostré, me dijo que estaba de hueva y sin chiste y nunca más lo volvió a visitar.

Me acerque para ver la pantalla de su lap y efectivamente no estaba leyendo este blog, estaba en el Facebook viendo unas fotos que alguien había subido en la red social, cuando las vi y ella me explicó de que se trataba no me quedó mas que soltar también el socorrido ¡HECF!

Pues resulta que las fotos las subió un “conocido lejano” de esos que abundan en el Face, y mostraban una fiesta de disfraces a la que el conocido en cuestión asistió, lo singular de dicho convite es que la temática era poco común, (o muy común según se le quiera ver) y es que había que ir disfrazados de “narcos”. Así pues en las fotos se puede apreciar a los invitados luciendo sendas camisas estampadas con los primeros tres botones desabrochados, cinturón piteado, botas, pistolas de juguete, rosarios, crucifijos, relicarios y toda esa parafernalia que forman parte del cliché del narco tradicional. Cabe mencionar que los invitados al jolgorio son en realidad súper fresas así tipo Mirreybook y que tienen de narcos lo que yo de físico matemático.

Pero más allá de criticar al conocido y sus amigos en si es correcto o no hacer mofa de estos temas, todo esto me hizo reflexionar, ¿Qué tan cotidiano se ha vuelto el crimen en nuestras vidas? Ya no nos sorprende, ya no nos indigna, ya no nos interesa… ¿acaso nos divierte? Hace casi cinco años desde que inicio esta guerra, cinco años con miles de secuestros, miles de muertos, extorsiones, miedo, impotencia y despreciable conformismo por parte de todos nosotros, diariamente hay decenas de ejecutados que los periódicos ya ni se molestan en publicar porque ya no es noticia, el crimen se ha convertido en parte de nuestra cultura, en parte de la cotidianidad de nuestros hijos, para muchos ha pasado a ser algo tan normal como las banquetas. Esta guerra está perdida, los criminales han obtenido la mayor de sus victorias, que no es ganarle una plaza al gobierno o eliminar a algún funcionario, no, la mayor de sus victorias es la indiferencia de nosotros. Mientras nosotros no le exijamos soluciones al gobierno este solo se limitará a “condenar los lamentables hechos…”

Desafortunadamente ya no hay una forma civilizada para exigir, es decir, un sistema institucional que nos permita reclamar al gobierno cuando hace las cosas mal, todo está corrupto, nada sirve y solo nos están dejando una salida que espero nunca llegue…


Liga Directa: http://youtu.be/5eiHArm0Mzo

¡Hazme el chingado favor!

Texto Cortesía de Fifirifi | Video Cortesía de maikol j cox

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
234 Comentarios en “OMG… you are so gangsta!”