2011

Kórima Peso

En casi cualquier ciudad del estado de Chihuahua es muy común que te llegues a encontrar en la calle a gente Tarahumara, pueblo indígena que habita en la Sierra Madre Occidental y que se caracteriza por haber conservado una estructura social propia que lucha por alejarse de toda influencia del “hombre blanco” para poder asi preservar la esencia de su cultura. Es muy común también que estés en tu casa o vayas en tu auto y se aparezca algún rarámuri en tu puerta o en algún crucero para pedirte kórima. Kórima se entiende como el compartir, el dar apoyo a manera de compromiso y es toda una tradición dentro de su cultura, para mi no significa otra cosa que pedir limosna, muy respetable no? Llegaban, te decían “kórima” y generalmente cuando ibas en el auto pues les compartías dinero pero había gente que, cuando les iban a pedir kórima a su casa lo que les compartían es alimento, bebida y/o ropa; he sabido de personas que los llegaron a invitar a su mesa pero ellos no aceptaban.

Aquí viene el ¡Hazme el chingado favor! El pueblo Tarahumara ha venido viendo amenazado su patrimonio cultural, social y económico debido a las compañías madereras que talan indiscriminadamente los bosques de la sierra, también el terror que infunden los narcotraficantes en la zona, quienes los obligan a sembrar plantas destinadas a la producción de drogas o de lo contrario abandonar sus tierras, también por la discriminación de que son objeto tanto por caciques, militares, narcos, sociedad, en fin. Por todo esto, la palabra “kórima” la siguen utilizando para pedir tu apoyo, pero ahora dentro de una frase: “Kórima Peso“. Ya no les interesa tu comida o la ropa que les puedas ofrecer, quieren dinero! Una tradición tan arraigada que sólo les pertenecía a ellos se ha venido perdiendo, como se irán perdiendo todos sus valores culturales poco a poco.

Temerosos, tímidos, muy serios… ya no tanto! Les dejo las siguientes fotos que tomó una prima mía. Imágenes que harán pensar a muchos que tal vez por eso prefieren pedir dinero. A nadie se le tiene negado el derecho a progresar o a el uso de la tecnología, pero créanme, es muy raro ver escenas de este tipo debido a la manera de ser y de pensar del tarahumara. La primera en en un Centro de Salud del IMSS y la segunda es dentro de un Wall Mart.

Ojala que luchen más firmemente por sus valores, pareciera que se han cansado y han decidido unirse al “hombre blanco”, adaptarse a sus costumbres y dejar atrás su esencia. Los exhorto a que hagamos conciencia y reflexionemos que los pueblos indígenas son precusores de tradiciones milenarias que nos pertenecen a todos como mexicanos, que deben seguir resistiéndose a desaparecer, que no sigan siendo víctimas de nuestra drisciminación y nuestra indiferencia.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Chingakedito

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
259 Comentarios en “Kórima Peso”