2011

La critica, uy que mello

Si te gusta el futbol eres un borrego. Si te gusta el tenis eres un fresa. Si eres moreno eres un indio y si eres güero eres un “popis”. Si ves novelas eres un acarreado y si ves a López Doriga eres un tirano. Si estas gordo eres un obeso. Si vas a la iglesia eres un manipulado. Si vives en el norte eres un codo y si eres del sur eres un indigena. Si eres chilango o DFeño eres un asco. Si comes en la calle eres un asalariado y si comes en Polanco eres una Lady. Si compras pirata eres un corrupto y si compras de marca no lo mereces. Si eres un PANista eres un pendejo, si eres un PRIista eres un cabron y si eres un PRDista eres un imbecil. Si te gusta la farándula eres ocioso y si lees de política eres revoltoso. Si te gusta el cine gringo eres un MADEinchista y si solo gustas de lo Mexicano eres un nacionalista. Si vistes bien eres un puto y si vistes mal eres un naco. Si te gusta la gente de tu mismo sexo eres un pecador…

Estas criticas son muy comunes y abundan en nuestro país, bueno, estoy seguro que en todo el mundo pero a nosotros nos toco estar aquí. Muchas veces las criticas son bien fundamentadas y merecidas y muchísimas veces solo están basadas en pretensiones y son destructivas. A todos nos a tocado una critica así y todos las hemos practicado en algún momento de nuestras vidas.

A mi me toco una muy buena hace un par de días.

“Si lo quieres hacer algo por el beneficio de todos usando este blog como medio, eres un soñador… “

O algo así.

Esta critica me afecto más que cualquier “chinga tu madre” que recibo a diario, pero me afecto de manera constructiva ya que fue realmente bien fundamentada, a pesar que no me gusto lo que leí. Y si, quizás busco en hazme algo que esta fuera de alcance y totalmente fuera de la realidad pero seguiré tratando de que el sueño se haga realidad o para seguir soñando. Pero esa es otra historia que les quedare debiendo para la próxima.

Pero regresando al tema y como decía, nuestras criticas siempre tienen que ser tomadas por lo que son. Las destructivas hay que tomarlas y pasárnoslas por el arco del triunfo pero las fundamentadas son las que nos hacen mejores personas. Debemos criticar constructivamente y quizás aportar algo para que la persona criticada no sienta que solo lo andamos “trolleando”. Si queremos destruir con una critica difícilmente lograremos ser escuchados y difícilmente lograremos un cambio en aquellos que criticamos.

Por eso termino este choro mareador con un mensaje para aquellos que se dicen legisladores de la nación que le tienen tanto miedo a nuestras criticas.

Dejen de robar y lucrar con el dinero del ciudadano si no quieren que les digamos rateros. Dejen de engañarnos con promesas que no tienen intención de cumplir para que no les digamos mentirosos. Dejen de demostrarnos sus logros solo en tiempos electorales para que nos les digamos interesados. Dejen de manipular las leyes para que les dejemos decir tramposos.

Dejen de amenazarnos con llevarnos a la cárcel y tratamos como criminales. Los criticamos por criticarlos por todo lo que han demostrado ser y lo que no pretenden cambiar.

¿No les gustó? Mándenme sus quejas ((Dije quejas, no criticas) picándole a esta liga.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
149 Comentarios en “La critica, uy que mello”