2011

El Huevo y La Gallina

La pregunta que resolvería todos los misterios filosóficos de la vida, ¿qué fue primero , el huevo o la gallina?. La respuesta es tan ambigua y peligrosa como la pregunta, ¿a dónde nos va a llevar el conocimiento verdadero?, ¿estamos realmente listos para comprender y actuar de acuerdo a la verdad que encontremos tras adquirir el conocimiento?.

Las Gallinas
En días pasados, ocurrió un hecho que sin duda hizo despertar de nuevo la avidez de este su naturalista urbano favorito por conocer la respuesta a tan apremiante pregunta. Un par de seños (quién sabe qué tan señoritas o señoras fueran), se aventaron un tiro de a deveras con un policía en plena colonia polanco, quién sabe si ellas fueran de ahí, pero como la bronca fue en las inmediaciones de tan prestigiada colonia, en automático recibieron el mote de “las ladies de polanco”.

Un transeúnte que pasaba por ahi, decidió grabar el evento y en super-chinga también lo subió a la red, lo que automáticamente convirtió a las mujeres en material de leyenda comparado con próceres de la red como el guey de “la canaca”, el “tranquilamente”, el “tengo miedo”, el “dios eolo que no polea con gente buena” y un gran número de borrachos que se han vuelto famosos en estos días en que youtube puede volver famoso a cualquiera, el problema viene cuando los comentarios de la gente que veía el video empezaron a explotar… la gente, otrora indolente ante las agresiones a los policías de esta ciudad, volcaron sus opiniones en contra de las mentadas “seños”, pero no sólo en contra, sino que en realidad es como si estas mujeres hubieran detonado algún gatillo en la gente y realmente se echaron a todo mundo encima, y el policía, que seguro tuvo su parte de culpa en la explosión de estas mujeres, de pronto se convirtió en un mártir, en un pobre hombre honesto y trabajador que había caído en las manos de un par de arpías malacopas y violentas que lo humillaron de formas inimaginables: le dijeron “asalariado”… y eso es un insulto porque… (leer la siguiente pregunta con un dejo de ironía en la voz por favor)¿el 90% de la población de este país es asalariada? .

La gente simplemente tomó el partido del pobrecito poli y se volcó en contra de estas mujeres violentamente, los comentarios no sólo criticaban sus actitudes, sino que ya llegaban a afrentas que su naturista urbano favorito no se atrevería a transcribir en este tan lindo bestiario, digo, no es que las mujeres estas no se merecieran que las juzgaran tan feamente por sus actos, y no es que todos en aquel momento se hayan convertido en los protectores de las fuerzas policiales de la ciudad, pero la respuesta general fue enorme, tal vez por los propios momentos que vivimos en nuestro bello, contaminado y narco-fóbico país, la respuesta de “líderes de opinión”, políticos, cómicos, mirreyes, hipsters, intelectuales, emos, padres, madres y hasta uno que otro hijo de la chingada fue violenta y sin ningún tipo de consideración ante las (muchas o pocas) virtudes de las interfectas, porque… ya en serio en serio, ¿nunca te han dado ganas de gritarle así a todo representante gubernamental de este país que te encuentres en la calle?, ¡neto!, ¿qué le dirías a tu diputado local si tuvieras la suerte de encontrártelo caminando en la calle después de que ya te diste unas copitas?, ¿qué le dirías a un senador si lo encontraras de frente en la fila del cine? (seguramente nada porque sus guarros te harían papilla, pero ese no es el punto). Como la otra vez decía el chofer de un taxi al que me subí: “los mexicanos nunca nos quejamos de nada… pero no somos pendejos”.

El Huevo
Tal vez esa respuesta violenta del pueblo contra el pueblo fue por la rabia de encontrarse con alguien que sí se atrevió a decirle a la autoridad todo lo que los demás quisiéramos decirle a la autoridad, o tal vez fue la rabia de encontrarse con alguien ”normal” que actúa de la misma forma pinche y prepotente que la clase gobernante de este país, cuántas veces hemos escuchado a un pariente de un chipopeto de la delegación diciendo: “¿no sabes quién es mi papa naco?”, y la verdad es que, cada vez que esas frases se escuchan en cualquier lado, a todos se nos eriza la piel, a todos nos molesta… porque, es como cuando alguien se pedorrea en un elevador: a todos nos dan ganas, pero por EDUCACIÓN no lo hacemos!!!.

El problema grande viene cuando, regresando al tema de hace unos cuantos párrafos, la violencia en todo el país crece, y crece tanto que el pueblo, antes callado y sumiso, ahora se empieza a levantar, pero este levantamiento no es sólo por falta de programas de salud, por falta de dinero en las casas o por falta de honestidad entre la clase gobernante, ahora si, todos, desde el más rico hasta el más pobre, estamos hasta la madre (porque ya no hay palabras bonitas para expresar el descontento de este pueblo), hoy cada mexicano explota en público y en privado en contra de las rarísimas masacres en fincas de estados fronterizos, los casinos quemados con gente adentro bajo supervisión de la policía estatal, los JJ’s que disparan a las estrellas del deporte, las niñas que aparecen muertas debajo de sus camas, las balaceras a camiones escolares (y esto no fue obra de un narco, ¿eh?), las balaceras en estadios de futbol (ya ni el futbol respetan chingaditas madres!!!), los asesinatos de procuradores y subprocuradores, todos… TODOS… estamos todos hasta la madre de ver que se nos viene encima una bola gigante llena de purititititita basura que se ha ido juntando en los últimos años, resultado de siglos de vejación, de callarnos, de soportar las nacadas del vecino tanto como las de nuestros gobernantes, una boñiga gigante resultado de que nuestros gobernantes valen tanto como el pueblo al que gobiernan. Y por eso, a todos nos dan ganas de gritarle a las autoridades del huevo y quien lo puso… pero a ellos también les dan ganas de gritarnos lo mismo… Pinche gobierno espurio y ratero!!! – Pinche pueblo ladino y comodino!!!.

Tal vez, por eso es momento de que haya un ajuste de cuentas, no al estilo del crimen organizado, sino al estilo de una pareja que tiene muchos años junta, el borrón y cuenta nueva no sirve de nada, el cortón no sirve de nada más que para volver más pobres a unos y más ojetes a otros, mejor… el ajuste de cuentas… para que todo sea lo más legalito y lo más justo para todos… antes de que alguien externo se nos meta en medio y nos llueva una tormenta de caca a todos… (léase: antes de que los gringos inventen un pretexto para invadirnos), vamos a ver cuánto nos debe el gobierno al pueblo y cuánto le debe el pueblo al país, y ya con los números en papel vemos de a cómo nos toca, seguro que hay dos o tres personas que han trabajado en el gobierno que le deben un putimillonal al país, pero también hay varios millones de ogt’s que no pagamos bien nuestros impuestos o que en más de una ocasión hemos aprovechado el hambre de un policía para que nos deje ir sin multa después de pasarnos el alto.

El sistema es corrupto cuando los integrantes de dicho sistema se vuelven “corruptibles”, si nadie le hubiera ofrecido nunca un centavo a un policía de esquina, la mordida nunca se hubiera vuelto una institución entre las autoridades vehiculares del país. Si nadie hubiera ofrecido una “bonificación” al licenciado para que agilizara los trámites, no lo pedirían ahora como una obligación. Si hubiéramos levantado la mano en una de esas “poco frecuentes” escaladas de salarios en las cámaras, tal vez no estarían ganando tanto dinero por no ir a trabajar (por enésima vez en los 17 años que tengo de interesarme en la vida política del país volví a escuchar la frase: “no hubo reunión plenaria en el congreso por falta de quórum…”). Digo, no es que vivir en México sea horrible, o ¿en qué otro país del mundo te dejan hacer lo que se te pegue la gana?, en ningún lugar!!!, sólo aquí nos dejan vivir libremente… bueno no tan libremente, hay que pagar una módica para poder hacer lo que queramos, pero intenta sobornar a un integrante de la LAPD (Los Angeles Police Department) y no te cuento la bronca en la que te metes!!!

Ajustar cuentas es tal vez, darnos cuenta de que esta relación rasposa entre las autoridades y el pueblo es una parte importante de nuestra sociedad, porque al fin y al cabo queremos vivir libres de la autoridad, queremos que no nos estén fregando todo el día (como le hacen a los gringos o a los ingleses).

Ajustar cuentas es darnos cuenta de que la suciedad en el gobierno y en la sociedad ha llegado hasta donde le dimos chance, como mi mamá me decía cuando yo era un púber: “ten cuidado con cómo tratas a tus novias, porque la mujer llega hasta donde el hombre quiere…”, extrapolándo esta alegoría de mi jechu a nuestra realidad actual: si no queremos que nos estén fregando con decisiones a cada rato, pues llega un momento en que alguien toma las decisiones por nosotros ¿no?, el gobierno llega hasta donde su pueblo se deja y por lo pronto todos traemos los chones hasta abajo. Tal vez es momento de que todos nos subamos los pantalones y las faldas y empecemos a pensar con la cabeza y no con el “bajo-vientre”. Ajustar cuentas es volvernos conscientes de que la violencia ha llegado tan lejos como la hemos dejado llegar todos, el vecino es un maleducado… porque nadie le dice nada, los policías aceptan dinero por todos lados, porque todos les ofrecen dinero, la señorita de la caja trata mal a todos, porque nunca le piden las cosas por favor, el jefe es gandalla, porque todos necesitamos que nos pague, los delincuentes son más salvajes, porque toda la gente y sus gobernantes está cada vez más salvaje!!!.

Así que regreso a la primera y original pregunta que todos tenemos en la cabeza: Qué fue primero, ¿el huevo o la gallina? y la respuesta es otro dicho de mi abuelita: “si la mula no era arisca, la hicieron a palos”.

Gente: ¡Tratemos bonito a las mulas!

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de El Valdo

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
264 Comentarios en “El Huevo y La Gallina”