2011

Ganarse la vida en México

Recuerdo que desde pequeño siempre me la pasaba en cursos, de computación, inglés, tome incluso cursos de mecánica, y después de nueva cuenta inglés y computación, cuando tenía aproximadamente 16 años la economía en mi familia se vino abajo, mi papa tenia combis y taxis en Morelia, pero por azares del destino poco a poco los fuimos perdiendo, mi padre era diabético y a veces no podía trabajar, mi papa me pedía que ayudara a la familia manteniendo solo y me aconsejo que trabajara uno de sus taxis, y así fue…

Empecé trabajando en la temporada de la feria, y me iba bien, les menciono que yo no debería trabajar un taxi por ser menor de edad… pero en fin tenía que ayudar, a veces no salía ni para la gasolina, a veces se subía gente que ni dinero traía para pagar el taxi, una vez se subió un señor que traía pistola y que quería que lo llevara a x lugar porque iba a matar un hijo de puta que le caía mal… en fin yo iba muy espantado y recuerdo que en eso se me paro una patrulla a un lado en un semáforo.. y lo más inteligente que se me ocurrió fue decirle que se bajara o que lo iba a acusar con la poli, en fin se bajó enojado y no me hizo nada, pero sentí que volví a nacer, recuerdo que llore y me fui a mi casa decepcionado de la vida y una vez más sin dinero, en ese momento supe que tenía que buscar la salida a mis problemas y ahí como pude trabaje el taxi por un año.

Después mientras seguía estudiando aprendí el oficio de los rótulos y lonas, y mi papa me dijo que él me apoyaba para que empezara mi propio negocio pero como en Morelia estaba muy competido me fui a un pueblito a empezar en un lugar donde nadie hacia lo que yo sabía… y mientras trabajara iba a estudiar una ingeniería en sistemas.

Y así fue, después poco a poco empecé a tener trabajo y como vivía solo pues a veces hasta me quedaba sin comer por ahorrar dinero para comprar más material para poder seguir vendiendo y pagar deudas que tenía por haber puesto el negocio, aparentemente todo iba bien pero lamentablemente mi padre falleció por su enfermedad y ahí sí que me las tuve que arreglar solo, tuve que dejar la escuela para seguir trabajando.

Ya tiempo después de que pague mis deudas empecé a crecer, tenía mucho trabajo, compre una maquina usada para imprimir lonas, contrate 4 empleados, y cuando creí que ya era tiempo de crecer más decidí poner otro negocio en la ciudad de Morelia.

Rente un local, lo arregle bien, le puse una plasma para mostrar los tipos de trabajos que hacía, en fin estaba bonito… y empecé a solicitar un crédito para comprar otro equipo de impresión más grande, afortunadamente me lo otorgaron y todo se veía muy prometedor.

Compre mi equipo en Guadalajara y me lo traje a Morelia, lo tenía guardado en el local en lo que venían los técnicos a instalarlo. Por desgracia el sábado 16 de abril de 2011 llegaron unos chavos de entre 15 y 18 años preguntando por un material, les di el precio y se fueron, yo estaba solo en el local, y a los 5 minutos volvieron y me preguntaron los mismo, en eso note que uno venia como drogado, y cuando tuvieron oportunidad sacaron cuchillos y me amagaron y me vaciaron el local, me robaron computadoras, mi plasma y todo lo que tenía de valor… solo me dejaron mis máquinas de trabajo porque están grandes y pesadas, puse mi denuncia y la policía no hizo nada como siempre.

El HECF viene porque tuve que pasar por muchas cosas para llegar a este momento casi “glorioso” pero a la vez decepcionante porque el equipo de impresión que compre tiene un fallo y ya tiene 6 meses y no lo podemos reparar. Me di cuenta de que en la zona que vivimos se volvió de delincuencia, porque después me robaron la batería de mi camioneta (3 veces) y una vez el estéreo. Tuve que comprar computadoras otra vez porque me robaron las que tenía y le debo dinero al banco por el préstamo que me hicieron y le estoy pagando sin haberle sacado un peso de ganancia al equipo.

Pero aquí sigo de pie, luchando y aguantando para que las cosas mejoren aquí en mi local esperando un milagrito…. porque he luchado mucho a mis 24 años de edad recién cumplidos, porque mis empleados dependen de mi empresa y porque no me rindo ante nada porque sé que hay una vida mejor aunque vivamos aquí, en el país de la envidia mutua.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de ariot87

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
191 Comentarios en “Ganarse la vida en México”