2011

Una extrema solución

Si una manzana esta podrida en una canasta, se saca para que las demás manzanas no se pudran.

Si encontramos a algún funcionario publico “podrido” corrupto, enriqueciéndose ilegalmente, haciendo mal uso del poder o cualquier otra cosa. Hay que sacarlo de la canasta, así simple y llanamente eliminarlo de la faz de la tierra.

Si seguimos bajo esa premisa en poco tiempo apuesto que la mitad de los servidores públicos estarían temblando de miedo y la otra mitad estaría autoexiliándose de la canasta. Eliminando el mal de raíz y creando un precedente para los sucesores del puesto: si la cagas te mueres!, no lenta ni dolorosamente, ni torturado, ni violado, simplemente te arrojan al infierno a cocinarte.

Es bastante extremo y de mal gusto (dirían algunos). La única verdad es que es mas extremo tener miles de personas alimentándose de nosotros y nuestros impuestos, comiendo caviar, champaña y vacacionando en Europa mientras nosotros comemos tacos en Acapulco en el puente.

Es tan extremo como dejar que alguien le quitara el dinero a todas las personas que pudiera para simplemente enriquecerse.

Los integrantes de la Cámara de Diputados son los que más ganan en comparación con otros legisladores de América Latina, según el estudio “¿Cómo y Cuánto Gasta la Cámara de Diputados?”, elaborado por María Amparo Casar.

Ese documento pone en evidencia al órgano legislativo mexicano por medio de comparativos internacionales y una revisión de las partidas presupuestales.

El texto forma parte de la colección “El Uso y Abuso de los Recursos Públicos”, del proyecto Public Security Expenditure in Mexico, que desarrolla el CIDE con el apoyo de la Fundación Hewlett y es coordinado por Ana Laura Magaloni y Carlos Elizondo Mayer-Serra.

De acuerdo con los resultados de Casar que fueron dados a conocer por el periódico Reforma, México es el segundo país de América Latina con los diputados más caros.

Mientras los legisladores de la región perciben un sueldo promedio de 6 mil 712 dólares mensuales, cada diputado federal mexicano tiene un salario mensual formal que es de 12 mil 310 dólares, sólo por debajo de Brasil, en donde el costo de cada legislador es de 15 mil 942 dólares.

Sin embargo, al añadir las prestaciones y subvenciones discrecionales, que la mayoría de los otros parlamentos no otorga a sus legisladores, los mexicanos obtienen alrededor de 17 mil 800 dólares mensuales.

Esto convierte a los parlamentarios mexicanos en los que gozan del más alto ingreso de todos los países con los que se realizó la comparación.
Nota completa: e-consulta.com

El miedo funciona, miren al narco, todos estamos cagados cuando un pinche sombrerudo en una Cheyenne va con narcocorridos a todo volumen, aunque el cabron sea el chofer luciendo la camioneta de trabajo del patrón.
¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de puebloreprimid0

Pensemos actuemos y derroquemos.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
162 Comentarios en “Una extrema solución”