2011

El colmo y el descaro

Aunque pueque no salga mi comentario, utilizaré como terapia escribir aquí una mega frustración que pasé en la mañana, iba al centro de la hemosa perla tapatía plagada de propaganda y espíritu Panamericano, cuando me topé con una situación digna de expresar un excelente ¡Házme el Chingado Favor! porque, si entre los tapatíos no somos educados ahora con las próximas visitas, ¡ya nos cargó el payaso!

Resulta que como banda que soy no alcanzo a tener automóvil, por lo que me fuí con mi mamá en transporte público, no se si opere en otros estados, pero aquí hay asientos “preferenciales” para personas discapacitadas, personas de la tercera edad y embarazadas. Total que mi mamá ya rebasa los 60 años y pues por lo general busco que se siente en uno de esos asientos, pero cual va siendo nuestra sorpresa de ver a dos niñas (hermanas porque traían el mismo horrendo modelito de pants rosa), no sentadas… no, sino DESPARRAMADAS si, echadas como viles vacas en los asientos (pintados de amarillo para destacar que son los especiales), y una después literalmente se acostó en el asiento, la otra parecía que (de no ser porque no rebasaba los 10 años), uno pensaría que hasta borracha estaba.

Pero ahí no para la cosa, mi mamá aún a su edad, puede sostenerse bien, así que íbamos paradas viendo el espectáculo de estas dos niñas, cuando se suben una señora con bastón y una muchacha como con ocho meses de embarazo, yo pensé… se van a para… PUES NO!!! y lo peor estas gentes que subieron ahí enfrente y hasta con más ganas se desparramaron y la grande ya cruzaba la pierna para un lado y luego para el otro hasta pegando con la pata a la señora parada frente a su asiento.

Y solamente me pregunto, si los niños son el futuro y si no tienen ni 10 años y ya están con esas flojeras de campeonato y esa ignorancia de cultura y respeto…¿Donte está la educación, esa que no viene de la escuela sino de los valores en Casa?, ¿Cómo será la sociedad en unos 10 años más?, será acaso en verdad que ha llegado el día que tanto me cantaba una maestra del “Me vale ma… todo y todos los demás, mientras no afecte mis intereses y comodidad”, creo que sí, ha llegado.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de JanetteGdl

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
196 Comentarios en “El colmo y el descaro”