2011

Familia

Deje de ser extraño para una familia y me aceptaron como integrante de la misma, me adoptaron y me han tocado los mismos enojos, los berrinches, los descontentos pues, sin embargo, me ha tocado también, los convivíos memorables, las carnes asadas, la música, la tarde, la noche y la madrugada de tequilas y baraja, las anécdotas, las platicas chuscas, en fin, me han adoptado.

Han sido muchas cosas las que hemos compartido, y aunque no es una familia perfecta, es una familia unida, que intenta estrechar sus lazos pese a vivir en distintas regiones, y no señores no hablo de esa idiotez de la familia michoacana, hablo de una familia de verdad, con sobrinos, tíos, primos, bisabuelos, abuelos, padres, hermanos, una familia de verdad.

Esta familia, como la inmensa mayoría, se reúne en cumpleaños, bodas, graduaciones y demás eventos donde uno la pasa bien, donde hay sonrisas y diversión, pero también hay funerales, y a veces pasan cosas graves que producen un acercamiento aún mas pronunciado.

Esta familia cuenta con un número vasto de integrantes, así que no siempre es posible invitar a toda la familia a una piñata, sin embargo han creado dos fechas al año para reunirse sin pretexto alguno que no sea el de convivir.

Cada seis meses rentan un quiosco en el parque de la ciudad, y los integrantes llegan desde Arizona, California, y alguna ocasión de Guadalaja, llevan un poco de comida para si mismos y otro más para compartir, es un delicioso buffet, burritos, birria, carne asada, tacos a vapor, hot dogs, etc, y en postres las gelatinas de mosaico, y las que sonde capas de colores, se lucen. Sin faltar las respectivas botanas.

El único propósito es convivir, ahí conoces al nuevo integrante de la familia, y te pones al tanto de los eventos, ves como han crecido los pequeños y ves como envejecemos los viejos.

En esta familia hoy hay dos personas con cáncer, y fue un momento emotivo cuando repartieron moñitos rosas y blancos, en una franca solidaridad con los enfermos.

No es una familia del todos ejemplar, tiene sus desaguisados, pero al final de cuentas es un buen pretexto para que volteemos a ver a nuestra propia familia, mostrarnos francos y regalarnos su compañía, muchos amigos se diluyen en el paso del tiempo, muchas personas conocidas se vuelven completos extraños, y el paso del tiempo solo te va dejando bien claro que hay personas que siempre van a estar ahí.

No creo que haya que esperar mucho. Hoy es un buen día.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
249 Comentarios en “Familia”