2011

La paca de paja

Empiezo contándoles que una de mis grandes pasiones es el arte.

Hace algunos ayeres mientras estudiaba la carrera de artes plásticas tuve la oportunidad de aprender un poco de todo, desde pintura con oleos, grabados y hasta aprendí a esculpir en bronce. Creo que eso es lo que ahora me hace apreciar mas lo que veo en galerías y museos, por que conozco el proceso de lo que estoy viendo, o de jodida eso es lo que me gusta pensar.

Hace poco tuve la oportunidad de tomarme mis vacaciones y por fin pude realizar uno de mis sueños, visitar el museo de arte moderno de Nueva York, mejor conocido como el MOMA. Ahí se hospeda, entre varias cosas interesantes, uno de mis cuadros favoritos; Les Demoiselles d’Avignon de Picasso, mis putitas favoritas. Y si, después de verlas la verdad siguen siendo mis favoritas, sus chichis cuadradas me “achen achi”. Pero lo que les quiero comentar no tiene nada que ver con esa maravillosa pintura, fue lo que vi unos pisos mas abajo, donde esta el arte contemporáneo.

En una sala había un colectivo de obras de artistas cuyos nombres no me son familiares. Arte que en general es bueno pero también había piezas que solo me afirman algo que llevo años argumentando, el arte es tan cínico.

En uno de estas salas estaba nada más y nada menos que una paca de paja.

Quisiera contrales que estaba grafiteada o que tenia luces o algo que realmente hiciera esta pieza algo mas de lo que estaba ahí. Pero no, solo era una paca de paja. Pero eso no fue lo que me llamo tanto la atención, mas bien fueron los 5 cabrones que la rodeaban y platicaban al respecto. Argumentaban sobre composición, estética, posicionamiento, la simplicidad y bla, bla, bla. Me quede con las ganas de poder acercarme y decirles, “es una paca de paja, es todo, no hay mas que eso, déjense de mamadas”.

Eso si, no puedo negar que una paca de paja se ve poca madre en medio de un cuarto blanco del MOMA. Pero ¿Eso es arte?¿eso lo hace merecedora de estar ahí, compartiendo el mismo edificio que otros “grandes”? ¡Hazme el chingado favor!

Me recordo a un compañero que gano una beca por una escultura donde puso un bote de pintura de aerosol con unos ganchos y que le disparo con una escopeta. Cuando le pregunte cual fue la razón o el concepto de esa galardonada pieza el solo me dijo “es que era un chiste, no pensé que fuera a ganar”. Lo bueno fue que lo dijo el y solo pude darle la razón. Y si, el arte suele ser cínico y todo un chiste, como una paca de paja en el MOMA. Y si, el mundo del arte esta repleto de este tipo de piezas, desde mingitorios firmados hasta una serie de clavos tirados en el piso. Y no se trata del clásico “Yo pude hacer eso” se trata de que siento que hay ciertos artistas que en su afán de ser llamados de artistas, no quieren ver la cara de pendejos, por que saben perfectamente que su arte es un chiste.

La paca de paja puede ser una pieza que muestra la sencillez de objetos comunes y corrientes que nos rodean todos los días y que nunca nos detenemos a ver su forma o su función. Quizás el artista estaba en otra frecuencia y su concepto es lo más chingon, pero solo el lo entiende. La verdad de las cosas es que es lo que es y no más… En pocas palabras, es toda una MOMAda.

¿No les gustó? Mándenme sus quejas picándole a esta liga.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
272 Comentarios en “La paca de paja”