2011

Nuestro amigo “El enojo”

“Lo que no es valido es que otras personas sufran por lo que haces”
GMM

Alguien hace dias me sugirio este tema para que escribiera algo, solo alcance a soltar una sonrisa y a responder: “Cuando este enojado lo hare”. Sinceramente no pense que tan pronto estaria aqui, quebrandome la cabeza buscando y buscando las palabras para poder hablarles un poco de esto. Pero ¿quien no ah tenido uno de esos dias en los que nada nos parece bien, en los que parece que todo y todos conspiran para hecharnos a perder el rato?.

El enojo es tal vez una de las armas mas poderosas que, no solo daña a las personas que nos rodean, sino que ataca tambien a quien la lleva tomada por el mango. Nadie disfruta de la compañia de las personas malhumoradas, pesimistas, enojadas… en cambio quienes aprenden a controlar el enojo y se les ve siempre de buen humor son buscados y seguidos por todos (o al menos eso creo), la mayoria de las veces el enojo es provocado por pensamientos equivocados, siempre viene de la mano con los peores sentimientos que se alhojan en nuestro ser y que tratamos de mantener ahi, encerrados, en el fondo, donde pensamos que los podemos mantener presos, sin embargo a la mas minima distraccion logran fugarse de su encierro, los celos, la ira, la envidia, el orgullo y el egoismo salen a jugar a nuestro patio mientras nosotros solo nos quedamos observando los destrozos que provocan, muchas veces vemos tan agradable el juego que caemos en el, sin siquiera pensar en las consecuencias qeu traera y lo dificil que sera limpiar el tiradero que resultara, nos negamos a escuchar los gritos de la paciencia, la comprension, el perdon y el respeto que nos dicen que debemos de parar de jugar y que estan ahi para ayudarnos a regresar a nuestros malos consejeros a el lugar donde deben de estar.

Sin embargo es mucho mas facil seguir los malos consejos y cuando te das cuenta ya no sabes en que terminara todo, el enojo ya te ah puesto una venda en los ojos y te lleva de la mano por caminos que nunca quisiste o pensaste recorrer, en este punto no opones la mas minima resistencia y vas acabando con todo a tu paso, alejando a todos de ti encaminandote hacia la soledad, que ya te espera sonriendo y con los brazos abiertos.

Cuando parece que sera inevitable que caigas enredado en los brazos de la soledad llega la razon, que con su voz firme te hace ver lo que estas haciendo, lo que estas destruyendo, provocando que el enojo se evapore y regrese a donde debe de estar, de donde no debio haber salido a jugar contigo, por fin se cae la benda que este puso en tus ojos y enfrentas cara a cara las consecuencias de tus actos, la razon llama a la humildad, el perdon y el arrepentimiento para que te arropen en sus brazos y te ayuden a limpiar el desastre.

Pero hay algo mas dentro de todo esto, el enojo te hizo ver quien eres realmente, que es importante para ti y tu manera de lidiar con la frustracion y la adversidad, podemos aprender y manejarlo no solo a el sino tambien a nosotros mismos, podemos aprender de nuestros propios errores, podemos con ello ser mejores personas y mientras estemos vivos podemos corregir la manera en la cual vivimos.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Eliel

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
64 Comentarios en “Nuestro amigo “El enojo””