2011

Cuando algo no cuesta esfuerzo no se aprecia

Hace tiempo cambie de trabajo y tuve que cambiar de residencia también, cargar con las cosas que uno va comprando es un lío así que decidí dejar algunas cosas, como mi colchón el cual tenía dos años de uso quizás. Pues pensé en regalarlo a uno de los operadores de la maquila. Platicaba de ello con mi madre a lo que me comentó:

-No se lo regales, vendeselo al menos en $100 pesos porque luego no lo aprecian.

El mes pasado en Durango nuestro Gober decidió regalar a todos los niños de educación pública básica (kinder, primaria y secundaria) uniformes escolares y útiles. Una medida claramente populista y muy oportunamente cuando se acercan las elecciones.

La verdad pensé:

-bueno, a que se lo roben… pues mejor que sirva para la gente que tiene pocos recursos.

Pero tristemente como se va viendo este tipo de medidas no son tan buenas como uno pensaría. Ya que esta medida causo revuelo en Facebook entre los estudiantes los cuales hicieron eventos quejandose del uso del uniforme alegando que: ESTABAN FEOS!!! Háganme el Chingado Favor.

Y fueron muchos los quejosos, que claramente no comprendían la enorme carga que les quitaron a sus padres al haberles regalado uniformes y material. Igual las quejas no sirvieron de nada y ahorita todos lo usan, pero….

Resulta peor ver como ahora es peor el asunto, mientras más le regalas a la gente más pide.

Mi hermana trabaja de maestra en una secundaria y me comenta lo que ha hecho esta medida. Al solicitarles una cartulina a sus alumnos para realizar una actividad ahora estos contestan:

-No maestra, no la vamos a traer, la educación es gratis y el gobierno debe regalarnosla también. (otro HECF).

Por supuesto esta es la respuesta de los padres, no de los niños, ellos nada más repiten.

Así que mientras nuestra juventud frívola y elitista se queja de que sus uniformes son feos (que se esperen a que estén trabajando en la maquila con su mandil, a ver que dicen), y los padres exigen más cosas del gobierno, lo único que realmente pasa es que las cosas se valoran mucho menos.

Al menos, se debería exigir a los padres que asistan a las reuniones de la escuela, que les firmen la tarea a los hijos diario para ver si la hicieron, o no se, pero pedir algo a cambio aunque no sea monetario.

Porque como me dijo mi madre sabiamente, cuando regalas algo a la gente, no lo aprecia.

Además claro, del golpe económico que esto representó para papelerías, y negocios que se dedican a elaborar uniformes escolares, ya que a la moda, estas cosas se consecionan a algún allegado de los altos mandos (porque las libretas también las mandaron hacer.)

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Spektro

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
319 Comentarios en “Cuando algo no cuesta esfuerzo no se aprecia”