2011

Coutas del semestre en la universidad

Hoy escuchaba el radio mientras conducía camino a mi casa y pasaron varios comerciales del gobierno, dónde el señor presidente y el montón de ineptos que hay por diputados, se levantaban el cuello y aseguraban que en este sexenio se había trabajado más que nunca.

La realidad es muy distinta y todos los saben. Les contaré un poco de cómo trascurren las cosas aquí en Tampico, Tamaulipas. Soy estudiante de la Universidad Autónoma y hace un par de semanas se me entregaron 3 boletos con un costo de $250 pesos cada uno, con la consigna de venderlos con carácter obligatorio a la menor brevedad. Lo curioso es que los dichosos boletos con el logo y holograma de la institución, no mencionaba ni fecha del sorteo ni premio. Curioso, no? Por esta razón a nadie le interesaba pagar por un ticket tan extraño. Pero al cuestionar a los maestros nos respondieron que eran indicaciones de la Coordinación General y ponía en juego la calificación, de no pagarlos se nos cargaría en el próximo semestre.

Corrieron los rumores de que se trataba de una orden del crimen organizado, donde se exigieron a los altos mandos que pagaran una cantidad por cada estudiante, (se dice que un total de 8 millones de pesos), que rehusarte significaba meterte en problemas mayores, ¿Quién quiere recibir llamadas o visitas inesperadas en casa?

Muchos hicieron el esfuerzo, como estudiante nunca tienes suficiente dinero, apenas hace un mes entramos y obviamente los gastos en inscripción, libros, copias, etc, son recientes y pesados.

Mucho se dijo y especuló, pero de nuevo los rumores comenzaron a circular cuando diversas fuentes (aunque ninguna de primera mano, en realidad) aseguraban que el plazo para realizar el depósito se había cumplido, cual empresa que a fin de mes debe mandar a sus cobradores para hacer un conteo de sus ganancias, y al día siguiente era el día señalado, y lo más grave, como no se había logrado reunir la cantidad pactada todos pueden imaginar las terribles consecuencias que acarrearía. Oficialmente no se decía nada, pero varios nos aseguraban que lo mejor era quedarse en casa y nos recomendaban no hablar del tema en los pasillos, puesto que los de intendencia y los mismos estudiantes eran halcones. De nada sirven los teléfonos de denuncias que se anuncian, por que se nos pedía que fuéramos personalmente al ministerio público de la ciudad, ¡Por favor! Nadie es tan tonto. Ya no sabes quien trabaja para quién.

Y efectivamente, el día viernes la universidad parecía abandonada y por la noche se suscitó una fuerte balacera por sus alrededores.

¿Qué nos espera? Incluso se habla de que en diciembre harán más “rifas”. Este semestre fueron $750, ¿de cuánto será la próxima cuota? Pagar piso por el derecho a estudiar… háganme el recontrachingadísimo favor!

Vivimos en un constante miedo, en un estrés psicológico por la zozobra de que no hay lugar ni persona a salvo. ¿Cómo es posible que un puñado de gente tenga aterrorizada a toda la población?

Yo tengo miedo. Lástima que el Chapulín Colorado ya se retiró.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de M. M.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
216 Comentarios en “Coutas del semestre en la universidad”