2011

Balaceras en #Saltillo

El 4 de Marzo, el día que Humberto Moreira tomara posesión como presidente del PRI, ese día precisamente se inauguraron “formalmente” las balaceras en Saltillo. Dígamos que hicieron su presentación en sociedad como respuesta a la captura del Toto, líder de los Zetas en SLP, y quién se había venido a ocultar en Saltillo tras la detención del Piolín involucrado con el asesinato de 2 agentes estadounidenses.

El 12 de Octubre la historia se repitió. Mi día empieza temprano, 6:20am ya estoy arriba. Arreglo a mis hijos, desayunan y los preparo en todo lo que una madre tiene que preparar a sus niños para que vayan a la escuela. 7:05am, entro al baño a cepillarme los dientes y antes de abrir la llave del agua escucho la primer ráfaga (Al norte de la ciudad). Pienso que son balazos pero yo misma intento tranquilizarme, -no, no creo- me digo, debe de ser el escape de algún trailer de los que pasan por la carretera.

¿Oíste? le digo a mi esposo, ¿fueron balazos?. Con esa suspicacia tan grande que caracteriza a los hombres, me dice -no, no creo, debe ser el vecino que siempre anda de ruidoso- además ya chequé y no está en twitter. A los dos minutos me dice, -no, sabes que, si son balazos, ya lo reportaron varias persona más en twitter-. Todo esto sucedió en menos 5 minutos.

Poco antes de las 7:15 iba saliendo don Lulo (o sea, mi esposo) con los niños para dejarlos a la escuela, abre el portón, saca la camioneta y justo en ese momento vuelven las ráfagas, ahora se escuchan mucho más cerca. Le marco inmediatamente y le pido que se regrese. En menos de dos minutos regresa, baja a los niños de la camioneta y corriendo se meten a la casa. Trac-trac-trac, se oyen 2 tipos de ráfagas a diferente distancia. 7:23 continúa las detonaciones, paran y reinician a las 7:33am, cada véz de manera mas incesante.

Nos encerramos todos en uno de los cuartos que no tienen ventanas hacia la calle. Llevamos ya media hora sin salir de ahí, los niños no entienden muy bien porqué ni para qué, pero los ruidos de los balazos son suficientemente escalofriantes para que acepten no salir del cuarto. Sin embargo, empezamos a ganar confianza y salimos del cuarto. Yo preparo un café, los niños juegan en su cuarto (por supuesto, ni hablar de ir a la escuela) y antes que pudiera servírmelo a las 7:57, madres, nuevamente las ráfagas, pero ahora mucho más cerca, como si fuera en el jardín de atrás de mi casa. ¡No mames con los balazos! dice poéticamente mi esposo, ¡métanse todos al cuarto!, y ahí vamos otra véz.

Mis 2 hermanas menores, que van a diferentes universidades, las tienen pecho tierra en sus salones, nadie entra y nadie sale de sus escuelas. Están desesperadas, asustadas y nerviosas oyendo la refriega. La Fiscalia para esta hora ya había confirmado los enfrentamientos y había recomendado no moverse de los lugares donde se encuentren.

Las detonaciones cesan, pasan ya mas de 40 minutos y la situación parece haberse controlado. Poco a poco nos tranquilizamos y madres, 9:58am otra pinche ráfaga. Llevamos ya 2 horas de enfrentamientos. Poco antes de las 11 se escucha una vez más. Nunca me había sentido tan frágil, tan vulnerable, tan desesperada, tan a merced de alguien más. Nunca tan impotente para proteger a los míos.

En el hashtag Saltillo (#Saltillo) diversos usuarios reportan las situaciones de riesgo que suceden principalmente en el norte de la ciudad. Por primera vez las estaciones de radio locales dan cuenta de los enfrentamientos. En Twitter empiezan las recriminaciones dirigidas principalmente a los Moreira. Una y otra vez les reclaman lo sucedido. Sin embargo no tardarían en aparecer usuarios fantasma que para aliviar la presión sobre los Moreira, dirigiera recriminaciones contra FCH, pero son demasiado obvios.

En la noche la SEDENA confirmaba que el ejército mexicano capturó al principal operador de Los Zetas en los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, y hombre de confianza del máximo líder de la organización criminal Heriberto Lazcano, el Lazca, lo que desató las balaceras de este día en Saltillo por parte de sicarios que intentaron rescatarlo.

Si las consecuencias de una “guerra” mal planeada por parte del gobierno federal son terribles, con la suma de una actitud irresponsable (por decir lo menos) en los gobiernos estatales para combatir la delincuencia y evitar sus obligaciones, los resultados se vuelven catastróficos.

Las balas están ya, muy, muy cerca, la estridencia no es la solución. El romanticismo no es alternativa. El pragmatismo debiera guiar los siguientes pasos.


Liga directa: youtube.com

Publicado por: Lulyann Morales
Twitter: @lulyann

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Riflero de San Luis

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
139 Comentarios en “Balaceras en #Saltillo”