2011

Steve Jobs – Para ser un dios, tienes que ser un hijo de la chingada

Desde hace varios años y a raíz de su muerte, hasta hoy, podemos encontrar cualquier cantidad de artículos relacionados con la “genialidad” de Steven Paul Jobs y hasta ahora, no he encontrado algún artículo que mencione la clase de persona que era.

Para aquellos que ya endiosaron a este personaje, he de comentarles que como empresario, hacedor de negocios, mi reconocimiento, pero fuera de ello, les comento lo siguiente:

Muchos (no todos) de sus seguidores, saben que Steve Jobs, fue un producto (concebido) de la lujuria, por ello, sus padres biológicos lo dieron en adopción (al no tener los medios económicos para mantenerlo). También, no muchos saben, que la relación con sus padres adoptivos no fue tan buena, una de las razones por la cual dejó la escuela (HECHF).

Steve mintió a su “amigo” en la venta a Atari, de una idea o producto que ambos habían creado (la vendió en usd 5,000.00 y le comentó a Wozniak que solo le habían pagado usd 700.00.

Tuvo una relación “amorosa” con Arlenne Brennan y producto de tal relación embarazó a la chica, a lo cual, no reconoció a la hija hasta varios años después.

Una de sus frases favoritas fue: “los buenos artistas copian, los grandes…roban” (Picasso). Bajo esta filosofía se movía, a tal grado que, una vez fundada su empresa, además de la famosa manzana, se podía ver una bandera de piratas.

Hacía trabajar a sus empleados, horarios corridos, sin que estos pudieran ir a descansar (dormir). Era tal el maltrato, que esa fue una de las tantas razones por las cuales, su socio, Steve Wozniak renunciara. Las clases de espiritualidad que recibió en la India, nunca fueron aterrizadas en sus empresas. Nunca tuvo una filosofía altruista, al grado que, cuando regresó a Apple, quitó las donaciones que se estaban aportando.

Era tal su voracidad y ambición por robar o piratear cualquier idea para beneficio de su empresa, que solo asignaba tiempo a sus negocios, su familia no sabía nada de él, al grado que Steve Jobs, ordenó escribir su biografía, para que así, sus hijos lo conocieran.

Hoy en día, se dice que Steve Jobs cambió al mundo, creando el iPod, iPhone, iPad, sin embargo, sabemos que en una empresa, existen muchos genios en el anonimato, creadores de los más grandes inventos, sin embargo, la corporación se lleva todo el crédito, en este caso, Steve Jobs.

Parece que en estos tiempos actuales, para ser un dios, tienes que ser un hijo de la chingada (HazmeElCHingadoFavor) y todo el mundo te lo reconocerá y hasta en dios te convertirás. Hoy, los dioses deben estar locos.

La Banda:
¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de valuador

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
437 Comentarios en “Steve Jobs – Para ser un dios, tienes que ser un hijo de la chingada”