2011

No hay que ser “concha”

Les voy a contar algo divertido que sucedió anoche.

Llegué a mi casa a eso de las 9 p.m. y me puse a hacer cuatro ensayos pendientes que tenía que hacer de tarea y mandarlos por internet al profe antes de la media noche. No había hecho nada, pero bueno, comencé.

Ya llevaba un rato escribiendo, cuando una compañera de esa clase, con la que si mucho habré cruzado un par de palabras en lo que va del curso, me habló por Facebook.

Compañera: Hola, compañerito.
Yo: Hola.
Compañera: Un favorsisisimo…
Yo: ?
Compañera: Por fa, pásame tus ensayos y yo los modifico.

¡Jajaja! ¿Qué pedo? ¿Qué le pasa? Pinche confianzuda, pensé. Me reí y sentí ofendido al mismo tiempo, pero bueno. Le conté esa jalada a otro compañero que estaba conectado en ese momento, y él me comentó que así es esa morra. Además de que, haciendo memoria, sus comentarios en clase son siempre los que suelen llamarse “poco adecuados”. Ya nos reímos un rato, me tranquilicé y le contesté a la compañera, “aún no los termino”, y cerré la conversación. Como media hora después me volvió a hablar.

Compañera: ¿Ya los terminaste?

¡Hazme el chingado favor! La morra estaba esperando que yo terminara mis trabajos para pasárselos, en vez de que se pusiera a hacer algo, mejor. Tuve la misma reacción que la vez anterior. Entonces, se me ocurrió una idea para que la compañerita aprendiera a no plagiar.

Yo: Sólo he terminado uno.
Compañera: ¿Me lo pasas?
Yo: Sí, pero mira, hay un detalle. Yo trabajo con un Word de una versión especial que muy pocas compus pueden abrir. Ya hablé con Bernal (el profe) y vimos que su compu sí abre los archivos del word que uso yo. Dudo mucho que tu compu los pueda abrir pero mira, si te parece, yo te modifico mi ensayo y te lo mando ya listo para que se lo entregues tal cual Bernal. Es muy probable que si lo abres en tu compu, te marque errores o cosas raras, pero no te preocupes, tú mándalo así, Bernal sí puede abrirlo.

Compañera: Ah, bueno. ¿Pero sólo es uno?
Yo: (¡Hazme el rechingado favor! ¡No se conforma!) Sí, sólo uno. Pero de perdida para que entregues algo ¿No?
Compañera: Bueno, mándamelo a mi correo, por fa (anota su correo)
Ron: Va.

Creé un documento de word ordinario (2007), nombre el archivo con una falta de ortografía horrible (PrimerEnsalloBernal.docx), y se lo envié. Más tarde, la compañera me confirmó que ya lo había enviado y me dio las gracias.

Aquí les dejo una captura de pantalla del archivo que le envié y que ella envió de tarea.

Lo único que me lamento es que nunca sabré cual fue (o será) la cara del profe al abrir ese archivo. Espero no se moleste el profe, me cae bien.

Ah, y a fin de cuentas, no terminé todos mis ensayos a tiempo, pero la risa valió la pena.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Ronald

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
304 Comentarios en “No hay que ser “concha””