2011

Historia de un cobro

Hola quiero compartir con ustedes esta historia que es de hazme un rechingadisimo favor.

El pasado 24 de junio mi hermano falleció, el cual dejo una deuda con la tienda departamental SEARS.

Desde el primer atraso de pago por obvias razones, el departamento de crédito y cobranza se ha dado a la tarea de estar fregando por teléfono para cobrar diciendo que los familiares tienen la obligación de pagar lo cual es una mentira, ya que si no se tenían tarjetas adicionales o firma de un aval, nadie esta obligado a pagar; pero esto a ellos les vale un reverendo cacahuate…

Se la pasan hostigando vía telefónica a mi familia y a las personas que en su momento sirvieron de referencias telefónicas y a ellos les cobran; llame a PROFECO y me dijeron que los mandara a la fregada que no pueden obligar a pagar a ningún familiar y de queja en queja a los de cobranza de SEARS les vale.

Pero eso no es todo me comunico yo muy valiente al departamento de cobranza y ahí me atiende una señora piche vieja loca, traumada frustrada la cual no me quiso dar su nombre para que no me queje de ella, y lo cual la babosa me dijo que la familia tenia que pagar la deuda; que leyera unos artículos del código civil donde estipulaba lo cual la idiota no sabe que esos artículos solo aplican cuando hay herencia o albacea de por medio y este no es el caso y lo que si me hizo pegar un HAZME EL CHINGADO FAVOR fue cuando la estúpida me dijo: entonces regrese lo que compro su hermano y todos tan amigos como siempre; a lo que le respondí que era una inepta.

Le dije que en la tienda departamental me dijeron que no teníamos por que pagar; en atención de quejas nos dijeron que no teníamos que pagar a lo que me responde la babosa pues ellas no saben hacer su trabajo HAZME EL CHINGADO FAVOR, ósea que dos personas diferentes de la tienda y PROFECO dicen que no debemos que pagar usted me dice que si entonces la única que sabe es usted y que me responde que si!! HAZME EL RECHINGADISISISISMO FAVOR.

Yo creo que si la hubiera tenido en frente o me muero de risa y lo doy un madrazo, a lo cual termine diciéndole que jamás en la vida había escuchada tremenda babosada que si odiaba su trabajo renunciara, que el trato que daba era una porquería; y en eso que me empezó a responder y me dice la llamada se esta grabando y le dije que bueno que se esta grabando para que vean la clase de persona sin cerebro que es usted; y que empieza a tartamudear y le respondo ya no tengo q perder el tiempo con usted y le colgué; he aquí esta historia de que hay personas las hay pero bueno aun sigo en los tramites que son una verdadera patada en el hígado.

Esperemos que todo vaya bien, gracias por leerme.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de lizy gm

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
318 Comentarios en “Historia de un cobro”