2011

Las gafas por caridad

Esta es la anécdota de hoy: Gabo carga gasolina, poca por la escasez de dinero, entonces llega un hombre de apariencia amable a la puerta:

-Amigo, te vendo mis lentes
-No tengo dinero carnal, nada más mira cuanto le eche de gas…
-Ándale amigo, es para viajar a Pachuca, es que me quede sin feria, por que esta bien caro por el Arco Norte, y pues para completar la gasolina
(me puse a pensar en las veces que yo me he quedado corto de dinero en un viaje y dije, pobre compa… tome el dinero que tanto me costo no gastar en la semana y le dije)

-Orale bro, llega con bien, Dios te bendiga!!
30 min. después pase por la gasolinera y encontré al mismo cabrón vendiendo otros lentes…

¡Hazme el chingado favor!

(Me acerco a su carro, bajo la ventanilla)
-Ya te hacía rumbo a Pachuca
-Ya me voy brother (con una cara mas roja que la mía cuando ando pedo o le pide su número a una morra)

Ya me había tranceado, así que me dije a mi mismo: mi mismo, ya te tranceo. No puedes hacer nada, no te encabrones, respira y trata de sacar algo bueno de esto.

-No seas mañoso wey, ya mínimo cámbiamelos por unos que me gusten…
-Ok, te enseño los que tengo…

¡Hazme el chingado favor!

Me enseño varios modelos, que para mi suerte, los que me vendió eran los mejorcitos…

Lo más doloroso de esta situación es haber perdido los centavitos que había guardado para malgastarlos en otra cosa en una obra de caridad, que resulto no ser caridad… Ni pedo.

QUE APRENDÍ CON ESTO: Yo aún confío en la gente y se que hay tanto necesitados como mañosos y siempre hago lo posible por ayudar, pero la próxima vez que alguien se acerque a venderme algo por necesidad les diré: Mejor saca toda tu mercancía, por lo menos para escoger ¿No?

P.D. Regularmente no uso lentes, pero los cargaré en cada viaje por si algún día necesito venderlos pa’ completar el pasaje.

Cortesía de Gabo S.P.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
133 Comentarios en “Las gafas por caridad”