2011

Candil de la calle, oscuridad de su casa

La siguiente entrada no es una queja, es más bien una comparación de cómo un tramite burocrático del gobierno mexicano resulta más difícil en México que en el extranjero.

Para empezar yo soy mexicano y desde hace un par de años la compañía para la que trabajo me movió a una planta en Estados Unidos. Total, que mi segundo hijo termino naciendo en el gabacho, no hubo problema lo registramos como estadounidense. En una visita a México lo podríamos registrar como mexicano también.

El pasado mes de diciembre fui con mi familia a México y me lleve los papeles de mi hijo para poder llevarlo al Registro Civil y hacer el trámite correspondiente. Llego y ahí con “la amabilidad” que les caracteriza me dicen lo que necesito: el acta de nacimiento de Estados Unidos traducida y notarizada, las identificaciones y presencia de ambos padres y llevar al chilpayate.

El pequeño detalle fue el notario se llevaría al menos 4 días hábiles para entregarme la copia traducida del acta de nacimiento. Para todo esto era 19 de diciembre y con el otro pequeño detalle que después del 23 de diciembre la oficina del Registro Civil cerraría hasta el 5 de Enero, precisamente el día en que yo tomaba el vuelo de regreso a Estados Unidos.

El trámite terminaría costando entre $1,700 y $2,100 pesos, un costo que estaba dispuesto a incurrir ya que me interesaba que mi hijo tuviera la doble nacionalidad. Al final me tuve que regresar a Estados Unidos sin haber echo el tramite frente al Registro Civil en México. Fue entonces que se me prendió el foco y decidí consultar si podría hacer el trámite en algún consulado mexicano en Estados Unidos. Llame por teléfono al consulado en Detroit que es el que me queda más cerca (4 horas de manejo) y me dieron los requisitos: en este caso parecía más sencillo pues me pedían acta de nacimiento Americana, las identificaciones de los padres y actas de nacimiento. Además, tendríamos que ir al consulado en Detroit con el chamaco.

El tramite no me tomo mas de 45 minutos pues me atendieron por cita, así que no espere nada y me costo únicamente la gasolina. El HECF es que resulto mucho más sencillo y practico realizar el trámite de hacer mexicano a mi niño fuera de México. ¿Donde quedo el famoso? ¡Bienvenido paisano! ¿Porque tiene que ser así? ¿Porque no podemos ser igual de eficientes en México? ¿Porque en México debo gastar más dinero y más tiempo?

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Luis Leche

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
349 Comentarios en “Candil de la calle, oscuridad de su casa”