2011

La mujer que inventó la crema a base de proteína

Andando de ociosa por la red, cosa que no se me da, encontré este súper articulo que de seguro a varios de acá querrán hacer su pruebita casera.

Fíjense que Lyn May es una de las mujeres más exóticas y controvertidas de la farándula mexicana. Sin problemas cuenta que fue víctima de reiteradas violaciones, que se prostituyó para mantener a su familia y que en la década del ‘70 fue de las primeras en aparecer totalmente desnuda en cuanta revista, película y escenario le fuera solicitado. De sangre polinésica y ferviente amante del libro Kamasutra, ha pasado gran parte de su incierta edad (que se empina por los 60 años), tratando de conservar la eterna juventud.

Hoy asegura haber encontrado el secreto de Dorian Gray: una crema facial que utiliza como elemento esencial el semen humano, materia prima que, según May, posee propiedades que impiden el envejecimiento de la piel, dejando un cutis liso y sin arrugas. “Yo he probado muchos productos, pero nada me ha funcionado como el semen. Me lo aplico muy fresco y directo al rostro. Me lo dejo por 5 minutos y después me lo quito con agua fría”. O sea lo que me hace decir HAZ ME LE CHINGADO FAVOR ES QUE HASTA LE HICIERON UNA ENTREVISTA.

-¿Su descubrimiento fue algo accidental o a propósito?
-Lo que pasa es que yo soy una chica muy traviesa y jugando por ahí, me di cuenta que mi cutis quedaba mucho más dócil con este tratamiento. Desde ese día empecé a usarlo a diario. Los resultados están a la vista, incluso muchas señoras y actrices famosas van a mis presentaciones a pedirme que les prepare un poco de mi crema.

Según May, el exótico producto saldrá a la venta dentro de los próximos seis meses y su envase de 100 ml, tendrá un costo de 60 dólares. Según los cálculos hechos por Lyn May y su socia capitalista (una empresaria neoyorquina, cuyo nombre no quiso revelar) para un frasco de 100 ml se necesitan 5 hombres, los que serán sometidos a un riguroso procedimiento de selección ya que la materia prima debe llegar en excelentes condiciones.

¿Qué requisitos deben cumplir los hombres que pongan la materia prima?
-Deben tener entre 18 y 21 años y no pueden tener sexo durante una semana. Además, se tienen que cuidar mucho: no pueden fumar ni comer grasas, ni chile, porque si lo hacen la crema te puede provocar serios daños en la piel. Esto lo sé porque lo he experimentado. En determinado momento advertí que el semen de mi pareja me hacía arder la piel y entonces lo tuve que poner a dieta y prohibirle muchas cosas.

¿Y quién va a estar en el control de calidad?
-Yo porque debo asegurarme que la materia prima llegue en buen estado.

¿Cuánto piensas pagar por los 100 milímetros de semen?
-No lo sé, eso lo tengo que evaluar con mi socia. Lo único que te puedo decir es que los que vengan a depositar su semen se irán un poco cansados pero muy contentos.

¿Es cierto que muchos hombres han venido a tu casa a ofrecerte su semen?
-Sí, en todos lados se ofrecen. Hay días en que abro la puerta de mi casa y me encuentro con filas de 10 hombres frotándose sus cuerpos para ver si les compro su semen. Imagínate que en la calle los hombres me paran y me preguntan si quiero su leche. Yo les digo que no porque sólo sirve el semen de algunos jóvenes.

¿Has pensado en sacar una nueva línea de productos al mercado?
-No, porque esto es un producto creado sólo para las arrugas. Yo no podría hacer un delineador o un rouge. Pero tal vez podríamos hacer un champo.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de LA INCONDICIONAL

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
278 Comentarios en “La mujer que inventó la crema a base de proteína”