2011

El boxeo, una suciedad inmensa llena de robos y corrupción al por mayor

El pasado sábado 12 de noviembre del 2011 en el escenario MGM Grand de las Vegas Nevada, sucedió uno de los robos más grandes de la historia del Boxeo en la pelea de Juan Manuel Márquez (ex campeón mundial de peso ligero) contra Manny Pacquiao (actual campeón mundial de peso ligero).

La acción fue trepidante desde el primero hasta el último Round, con una notoria superioridad estratégica del peleador mexicano que se mantuvo realizando cambios en su estilo de combate, anulando la velocidad y técnica del peleador filipino.

Al principio del combate Márquez logro contrarrestar con buenos “counters” las acciones de Pacquiao y asesto con efectividad en la humanidad del filipino, una serie de combinaciones que marcaron la diferencia e hicieron presentir la victoria del mexicano.

La afición tomo un papel importante apoyando al peleador azteca durante toda la batalla enalteciendo las clásicas porras de “México, México” y “Márquez, Márquez” que hicieron revitalizar la energía de Juan Manuel para atacar con fiereza a su acérrimo rival.

Fue hasta el Round número 5 cuando los impactos más sobresalientes del “dinamita” cayeron sobre el “Pacman”, al final del primer tercio, Márquez consigue conectar un buen gancho y sobre el minuto dos logra impactar un sólido recto de derecha para concluir el asalto con una combinación en el rostro de Pacquiao quien luce desorientado y falto de distancia, otorgando el Round a favor de Márquez como el más claro de todos.

Al finalizar la pelea, el vencedor es totalmente evidente, el contraste es innegable, en una esquina; un Juan Manuel Márquez lastimado pero con los brazos al aire mientras que en la otra un Manny Pacquiao cortado y cabizbajo, no hay suspenso en el recuento de los puntos, el público, la prensa y los expertos conocen de antemano al ganador, sin embargo ante la sorpresa de todos los presentes, por decisión mayoritaria el ganador es Manny Pacquiao.

La polémica inunda el escenario, una botella golpea el rostro del usurpador de la victoria quien más adelante rompería en llanto, el legítimo ganador luce desorientado y asombrado por apreciar en lo que se ha convertido el deporte que le ha dado todo y que en esta ocasión, le ha arrebatado un triunfo proveniente de lo que muchos consideran la mejor pelea de su vida.

Se habla del 1 a 8 en contra de Márquez en las apuestas, como un factor determinante en su derrota. Si el box se ha convertido en un deporte que se abre de piernas ante los más mezquinos intereses de una burguesía degenerada que denigra al atleta, entonces es hora de mirar hacia otro lado y dejar que se consuman en su propia corrupción.

Ante los ojos del mundo, el campeón es mexicano y se llama Juan Manuel Márquez.


Liga directa: youtube.com

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Skinsvik
Video Cortesía de viwyka

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
256 Comentarios en “El boxeo, una suciedad inmensa llena de robos y corrupción al por mayor”