2011

Los desperdicios del Sector Salud

Traigo para ustedes esta pequeña colaboración la cual demuestra de nueva cuenta lo poco que interesa a algunas dependencias de gobierno su infraestructura.

Soy médico de formación y laboro actualmente en la Secretaría de Salud (a la cual entré amarrando un pequeño contrato con mucha suerte). En esta jurisdicción de cierto estado sucede lo que les voy a contar (respecto a su infraestructura) aunque en realidad aplica para gran parte del resto de las jurisdicciones sanitarias del país (pues mi servicio social lo realicé en otra donde incluso era peor, ya les contaré en otra ocasión).

Un buen día, trabajando, me llamó la atención el patio del edificio donde se encuentran albergadas las oficinas jurisdiccionales. Jamás había puesto pie atrás pese a tener la puerta siempre abierta y la razón era porque no me interesaba, sin embargo, un buen día de esos donde necesitas aire fresco después de estar batallando con medio mundo (porque como hay gente floja) decidí irlo a tomar a aquella sección que desconocía.

¿Cuál fue mi sorpresa? Pues encontrar lo que ven en las fotografías que me hizo soltar un gran ¡Hazme el chingado favor!

Es increíble el ver como material en buen estado (quizá no se logre apreciar pero hay bastante material que puede ser reparado y queda funcionando muy bien) se encuentre a la interperie, en espera de que el tiempo, la lluvia, el viento y demás agentes actúen. Eso no es todo sino, como pueden apreciar, la hierba está bastante crecida (convirtiéndose en refugio de roedores y demás fauna nociva en gran cantidad ya que las oficinas están ubicadas a unos diez minutos de la ciudad, sobre carretera), además, había estado lloviendo desde hace algunos días y parte de esta “chatarra” estaba llena de agua estancada favoreciendo la reproducción de los moscos, esto último me hizo soltar otro ¡hazme el chingado favor! ya que el último cubículo antes de la salida al patio es el que alberga a la coordinación de vectores (se dedica a coordinar las acciones sobre enfermedades transmisibles por vectores -válgame la redundancia- los cuales, por ejemplo son: el dengue que se transmite por los mosquitos, la rabia que se transmite por los mamíferos, el alacranismo, etc.).

Es increíble su reacción al informarles de eso (y que ya sabían por razones obvias): “No hay unidad que se lleve eso”. ¡Hazme el chingado favor!

1.- Material que puede reutilizarse si es reparado.
2.- Riesgo de tener alacranes y de estar favoreciendo el dengue en una zona donde han habido varios casos.

¿Cómo pretenden vigilar a una población si en sus mismas instalaciones no lo hacen?

No cabe duda que solo les han interesado, les interesa y les interesarán los números aunque no realicen acciones.

Cortesía de NeO-BoWsEr

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
263 Comentarios en “Los desperdicios del Sector Salud”