2011

Dialogo Político

Hace unas semanas comente en la pagina de Facebook de este blog algo así como:

“Cuantos seguidores perderé ahora que diga que pienso votar por el Peje”

La respuesta fue inmediata y en chinga se sumaron los -1 y las criticas. Algo que trate de alivianar con el siguiente comentario que puse al respecto y que iba algo así:

“Ta bueno, entonces voy a votar por Peña Nieto”

Ardió Troya y esto apenas esta comenzando…

Solemos decir frecuentemente que nos tenemos que preparar y estar muy abusados con lo que digan y hagan los políticos, por que en México “este año será un año electoral”. Algo que es una reverenda mamada por que todos los años son electorales. Años llenos de candidatos con pocos logros y muchas promesas pero vendiéndose como si fueran nuestra mejor opción. Palabras y frases como “salvación” “un país mejor” o “un cambio” son ya el pan de cada día en esos discursos que solo nos quieren ver la cara de pendejos.

En los últimos 12 años nos hemos dado cuenta que en un país como México la democracia si se puede practicar, pero los partidos políticos usan la misma democracia para dividirnos en vez de enseñarnos a trabajar por el bien común. Poder declarar abiertamente el nombre del candidato por el que uno votara es, hoy en día, peor o igual que un pecado capital. (Por cierto, hace poco vi la película de Seven otra vez, que chingona esta.)

Por eso, mientras rondaba por mi laberinto de la soledad, reflexiono sobre lo que verdaderamente es una democracia. No estoy hablando de lo que dicen los libros de historia ni los diccionarios, estoy hablando del significado que yo le daría.

Es una idea muy sencilla, es encontrar el bien común por medio de nuestras diferencias.

Se escribe mas fácil de lo que se pueda leer, sobre todo cuando tenemos una cámara de diputados donde se muestra todos los días todo contrario. Donde los legisladores, orgullosamente, buscan los interés partidario$ envueltos en los colores de sus partidos en ves de legislar y representación por el bien de los ciudadanos y de este hermoso país. Encabrona, ¿no?

Por eso y para concluir con esto, ahí les va un dialogo político que aprendí sin querer queriendo.

“Ciudadanos, blogueros, mi compatriotas, amigos y hermanos. El tiempo del cambio ha llegado. Es hora de buscar unidad y compromiso en base de nuestro esfuerzo. Es nuestro deber como Mexicanos no dejarnos engañar por aquellos que dicen representarnos. Por aquellos que prometen lo mismo que llevan prometiendo desde hace mas de 71 años. De aquellos que “dicensen” ser la salvación de este querido país o por aquellos que dicen que la continuidad es la clave y el futuro del país.

Hermanos, el futuro es nuestro. Tenemos que aprender a aceptar nuestras diferencias, encontrar las mejores soluciones aun cuando eso signifique sacrificar ciertos ideales. Nunca vamos a estar de acuerdo, pero si necesitamos entendernos mejor para comprender el camino correcto y trazar el mejor futuro que tanto necesitamos. Unidad por medio de dialogo y no de promesas. Salud”

O algo así.

Post pagado por el partido donde la verdad no es pelada pero si es pelona. Si alusión personal… si no porque se dice la verdad ¿No les gustó? Mándenme sus quejas picándole a esta liga.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
398 Comentarios en “Dialogo Político”