2011

El Facebook nos quiere separar

Tengo un trabajo en el que tengo que estar fuera de mi ciudad de origen y desgraciadamente lejos de mi esposa y mi hijo. Está a punto de terminar mi estancia por acá y muy pronto estaré con ellos de nuevo. La única comunicación que tenemos es por teléfono convencional o celular y por Facebook en mensajes o video llamadas, pero los dueños han decidido que cerrarán esta sucursal y cancelaron la línea telefónica de Telmex. Han pasado muchos días desde que lo hicieron y todavía no me han resuelto mi regreso de modo que, si antes era difícil estar acá, ahora lo es mucho más.

Antes de que esto sucediera déjenme les platico lo que me sucedió en el Facebook. Según yo sabía muy bien cómo manejar mi cuenta y según yo sabía lo que significa la palabra “partner”. Aquel día todavía tenía Internet, estaba yo bien a gusto haciéndome pendejo aquí en este honorable blog y también en el Facebook, en eso me llega una notificación que decía: “X amiga tuya te ha enviado una solicitud de parentesco”. Pues sí, una amiga mía de acá, no sé porque, me estaba pidiendo que la aceptara como prima, tía, hermana, madre, hija o no sé cómo. El hecho es de que soy tan noble, por no llamarme de otro modo, que decidí aceptarla pero ¿Con que título lo haría? No es nada mía, pero al final de la lista que se te presenta en la solicitud viene una opción que me pareció la indicada y menos comprometedora, aparte de que se me hacía mala onda despreciar a mi amiga, esta opción decía “partner”. Hasta dónde yo sabía esta palabra significa “socio” en español pero puede significar algo ¡Totalmente diferente a eso!

La acepté como “partner” y seguí haciéndome pendejo. Siempre en mi laptop aparecía como “partner”. Pasaron los días y me quedé sin Internet por lo que ya les platiqué. De la noche a la mañana mi esposa estaba muy seria conmigo pero no me decía porque.

Después me dijo que yo estaba bien contento acá, que yo ya no quería volver y que eso la tenía muy triste, yo le dije que no pensara eso, que lo que yo más quiero es volver y que no soporto más estar aquí, pero ella seguía igual.

Un día decido ir a un ciber para conectarme, déjenme les digo que estoy en medio de un maldito desierto, es peor que un pueblo abandonado, de modo que encontrar este ciber me costó trabajo y hasta hay que hacer fila. Ya que me dieron servicio todo era felicidad, al fin estaba conectado con el mundo exterior y comencé a escribir en el Facebook. Al poco rato fue que me di cuenta de lo que había hecho, en mi muro veo en mi lista de familiares, misma que todos mis contactos ven, que mi amiga en cuestión aparece como “Compañera Sentimental” fue cuando me fui de espaldas y rebotando de nalgas por todo el lugar y moviendo los brazos como alas de pollo exclamé una y otra vez “¡Hazme el Chingado Favor!” En mi laptop aparecía como “partner” pero en otras partes aparecía como mi querida ¡Diantres!

“¿Cómo es posible que pongan estas trampas en el Facebook?” Me preguntaba yo, pero ya después supe que “partner” puede significar hasta “conyuge”, pero ¿“pareja sentimental”? No me chinguen, pues de una vez pónganle “tira leche”, “amante en turno”, “cankillo” o lo que se les ocurra acá más despiadado. Hay que estar bien listos en cuanto a actualizaciones para que no nos agarren en curva y por supuesto no aceptar solicitudes que no corresponden, como lo hice yo, pero sobre todo estar seguros de cómo va a aparecer en nuestro muro lo que publicamos, aceptamos, etc. etc.

Son detallitos que no pasaron a mayores, después de explicarle a mí vieja que el Facebook intentaba separarnos comprendió, pero sí pasamos un rato incómodo ¡Chingao!

Cortesía de Chingaquedito

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
335 Comentarios en “El Facebook nos quiere separar”