2011

Una anécdota para reflexionar en estas fechas

Estimados amigos de Hazme, el día de hoy quiero hacerles una aportación que cambio mi vida y bueno espero que les ayude a reflexionar del actuar de las personas y hasta de uno mismo.

Hace casi un año, el 24 de diciembre de 2011 2010, aproximadamente a las 3.10 am, su servidor venía de regreso a casa de una posada en compañía de mi novia, pase a dejar a un amigo y como era costumbre venía discutiendo con mi novia (ya no se ni porque era pero seguro era algo tonto), el chiste es que al ir discutiendo, me distraigo y pase un tope de lo más lento y escucho que el de atrás me toca el claxon mentándome la madre como desesperado, yo en mi coraje le digo a mi novia… -a chinga!, pues que me rebase por el otro carril, que necedad!-, (teniendo en cuenta que es una avenida de baja velocidad y de dos carriles) acto seguido, me quedo parado sin moverme del puro coraje, esos no son modos, estamos de acuerdo, bueno pues me empiezan a gritar de cosas y decido avanzar y hacerme a un lado para que el sujeto en cuestión llegara por su herencia que seguro recibiría 24 de diciembre a las 3 de la mañana… ósea a esa hora… por que puedes tanta prisa?

Tal vez para llegar a un hotel porque ya te urge, no?… bueno quien sabe… el caso es que me rebasan sí, pero se me emparejan y se fijan que solo venimos dos personas, el sujeto en una CRV blanca se me cierra y ahí es cuando me doy cuenta que no viene solo, son dos autos, una CRV y un POLO blancos los dos, se me cierran los dos autos y se baja todo mundo, sin mediar palabra empiezan a golpear mi auto por todos lados, tumbando espejos, intentando romper ventanas (tenían película anti-asalto mis ventanas), cuando veo que son alrededor de 6 hombres y 3 mujeres (si las mujeres también se bajaron a pegarle al auto), decido que ni mi novia ni yo vamos a poder hacerle frente a tantas personas jajajaja, nos damos a la fuga, logro escapar pasando entre los dos autos (cabe mencionar que era un ATOS mi auto), le digo a mi novia que llame al 060 y diga por donde vamos y que es lo que está pasando, le digo que nos dirigiremos a Tránsito Municipal, ya que ahí siempre hay muchas patrullas y estaba relativamente cerca, probablemente a unos 3 minutos.

Al empezar la huida casi atropello a una de las mujeres que se plantó frente a mi auto, intentando evitar que escapara, cosa que hice caso omiso y le avente mi auto, teniendo en mente que si me quedo probablemente me maten a golpes, se veían totalmente alcoholizados todos los ocupantes de dichos autos y bueno volviendo a la huida, iba a todo lo que daba el ATOS, pero obviamente la CRV me alcanzo en cuestión de segundos, y sin más, intenta cerrarme el paso pero OJO, golpeando mi vehículo con el suyo, como si fuésemos en una película de Duro de Matar o que se yo!, el tipo me aventaba su camioneta chocando contra el costado de mi auto intentando sacarme del camino!!, al ver que no aguantaría mucho esa situación, decido tomar un retorno, a lo cual la CRV se sigue derecho y logro ganar ventaja, pero ohhh situación, tengo el POLO detrás de mí todavía, así que sigo con mi camino, cabe mencionar que el POLO era manejado por una mujer por lo tanto no era tan agresiva la situación con él. Después de un recorrer un trecho de unos 400 metros sin la CRV y a unos 140 km/h (todo lo que daba el ATOS) veo por el retrovisor que la CRV viene echa la madre y valiéndole el mundo, se me impacta en la parte de atrás, lo que ocasiona que perdamos el control y nos vayamos contra una banqueta, la CRV se estrella contra un árbol y se vuelven a bajar todos los ocupantes de los dos autos a realizar exactamente lo mismo que antes, le vuelvo a decir a mi novia que llame al 060, seguimos en camino pero por distinta ruta, echo a andar el ATOS y milagrosamente prende y avanza sin mayores problemas, haciendo ruidos raros pero avanzando!!

Seguimos camino, y si, ellos también, se volvieron a subir a sus autos y continúan la persecución, después de esto, estoy seguro que no alcanzaremos a avanzar ni medio kilómetro, ya que para mí mala suerte la CRV también encendió y continuó persiguiéndonos, al parecer ahora conduce el POLO un hombre, ya que cambia totalmente su forma de conducir y se torna totalmente agresivo, así que decido tomar por callecillas esperando perder a aquellos dos (pues conozco bien mi ciudad), tomo la primer calle que veo a la derecha y ellos también, (pensé que con la velocidad que llevábamos se seguirían derecho), la CRV se me empareja y me avienta la camioneta, golpeándome en un costado y provocando la volcadura del ATOS, si, quedamos volcados sobre mi lado y mi novia colgando por el cinturón de seguridad hacia mí.

Uno pensaría que después de que volcaron mi auto y lo destruyeron por completo, pues ahí quedo, ¿no?… pues NO…. Se bajan todos de sus vehículos, ahora nos tienen a su disposición, inmóviles, encerrados, tengo sangre en toda la cara y no sé de donde… nada me duele… pero bueno… volvemos a llamar al 060, y les decimos la ubicación exacta, y en todo momento nos dicen que ya hay unidades de apoyo en nuestra búsqueda, mientras tanto éstas personas se bajan y empiezan a empujar el parabrisas hacia dentro para poder sacarnos, nos dicen que nos van a matar y bla bla, mientras tanto yo dije, bueno dejo puesto el claxon y saldrán los vecinos, tal vez si nos matan haya testigos, y si dicho y hecho, salieron todos los vecinos, siendo las 3.15 am del 24 de diciembre, resulta que dejan de pegarle al auto pues se ponen a discutir con los vecinos, mi novia espantadísima, llorando terriblemente y yo como buen estudiante de leyes pensando en todos los delitos por los que los voy a denunciar, además de la reparación del daño, lesiones, intento de homicidio y bla bla bla, yo pensaba obtener una jugosa remuneración por ese intento de homicidio.

Para mi sorpresa después de aproximadamente 10 minutos llega una sola patrulla con dos oficiales, (jajaja no es sorpresa), nos dicen que nos bajemos que ellos nos resguardaran en lo que llegan refuerzos, y mientras tanto una de las 3 mujeres de nuestros atacantes viene y empieza a golpear a mi novia!!, y los policías… sin hacer nada… no pueden tocar a las mujeres según ellos… y yo…?… bah… yo si le voy a pegar ni modo… no voy a permitir eso… jaja abanico un golpe que iba a su cara, con lo cual se espanta y suelta a mi amiga, pero chin!, se dejan venir todos los demás hombres que estaban detrás de los policías. Después de unos 5 minutos más, llega una segunda patrullita con un oficial hombre y una mujer, por fin nos resguardan en la patrulla, ahora le pido a os oficiales que detenga a todos… por lesiones y bla bla bla… el oficial me dice que no puede… que es notoriamente un accidente de tránsito y solo se puede llevar al otro conductor para que rinda su declaración… PRIMER HECF… discuto con él y no logro nada.

Nos llevan a algo totalmente ilegal que le suelen decir la “apuesta” que no es nada más que un… “con cuanto te vas a mochar”… yo obviamente les dije que estaban locos si pensaban que les daría algo de dinero para que declararan lo que era más que obvio. Pasamos ahí alrededor de 20 minutos, ya me empiezo a sentir mal, tengo una rajada en la frente y un chichón para lo cual cabe mencionar que al volcarnos y estar en la patrulla recibí asistencia medica de una ambulancia, entonces iba todo parchado.

Llegamos al MP más cercano, en la misma ubicación a la cual yo planeaba llegar al principio del ataque, eran alrededor de las 4.10 am del 24 de diciembre. Nos pasan con el médico para examine nuestro índice de alcoholemia, el sujeto que conducía la CRV no puede ni caminar en línea recta, es más que notorio su alto grado de alcohol o estupefacientes que trae encima, yo no había bebido una sola gota de alcohol desde las 3 de la tarde (cabe mencionar que solo me gusta tomar con el sol, de noche no se me antoja), el chiste es que yo salgo bien, sin problemas, él sale con un alto grado de alcohol y un montón de jerga medica que quiere decir que viene hasta la madre.

Para no seguir haciendo el cuento más largo, ellos me acusan exactamente de lo mismo que yo, con la misma historia pero al revés, jajajaja, un ATOS con dos personas, contra una CRV y un POLO y 9 personas, soy todo un Chuck Norris, pero bueno en su historia lo que tienen a su favor o no sé cómo decirlo, es que es difícil creer que paso todo esto con dos niños de 3 y 6 años en el interior de alguno de los dos vehículos, y si es cierto, venían en el interior, al momento en que me sacaron del ATOS, los vi… (Aquí hay como dos HECF)

Más tarde llega mi abogado de GNP, de mi seguro, resulta que al principio muy amable y después de que le cuento la historia, me dice, es que eso fue riña y no puedo ayudarte, la riña es excluyente del contrato así que… adiós. (HECF)

Un amigo abogado va en mi representación y resulta que los abogados del sujeto aquel dicen que lleguemos a un arreglo o nos vamos a prisión preventiva en lo que son peras o manzanas dado que hay lesiones e intento de homicidio como cargos, el MP viene y confirma la historia, nos vamos al otro día al CERESO de Cuautitlán México, y me dice que aunque salga bajo fianza y bla bla estaré al menos unos días ahí y más aún por las fechas. (HECF)

Después de 17 horas de encierro en 24 de diciembre, mi papá decide hablar con el MP y llegar a un acuerdo, el MP propone que le den $6,000 pesos y me deja salir en 30 minutos, siempre y cuando nos demos el perdón, ya que teníamos las de perder, pues venía llegando el peritaje de tránsito terrestre y decía que había sido un accidente automovilístico. (jajaja Hazme El Chingado Triple Favor!!)

Aproximadamente a las 11, mi familia desesperada le da el perdón a este sujeto, paga lo del MP y nos vamos a casa a cenar pavo, bacalao y romeritos. Sobra decir que fue la peor navidad y el peor año nuevo de mi vida y todo ¿por qué empezó?…

Lo bueno: es que gracias a ese peritaje GNP me terminó pagando mi auto por un módico deducible de $2,000 pesos.

Amigos, cuiden a su familia no solo en estas fechas, todo el año, hay gente allá afuera que no mide las consecuencias de sus actos, la próxima vez que les echen bronca de un auto a otro, ignórenlos, hoy en día ya no sabemos con qué clase de personas nos podemos encontrar… y de que son capaces.

Así quedo mi auto la última vez que lo vi.

Cortesía de Oliver

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
301 Comentarios en “Una anécdota para reflexionar en estas fechas”