2012

Moises Mancera Uvence, fallecido a causa de la AH1N1

Que hay banda, aquí les envió esta carta (que es bastante larga) de un caso de influenza que termino con la vida del hermano (7 años) de un gran amigo…

La verdad es que no se que mas decir, puesto que si fue algo bastante fuerte y al leer la carta resulta hasta indignante, sobre todo por que esto ocurrió en el D.F. y las autoridades no dejan de decir que los casos se dan en varios estados de la republica…menos en el D.F.

Mi amigo, al decirle que me dijera algo para dar como una “intro” a la carta solo se limito a decir… ”No se carnal eso no se que decirte… eso no devolverá a mi hermano, lo único que buscamos es que la banda se entere y pero sobre todo se cuide…”

Carta Abierta.

Buenas noches. Mi nombre es Miguel Ángel Mancera Gutiérrez, mi usuario de twitter es @tamerantong donde están todos mis datos por si gustan confirmar mi información.

Escribo en nombre de mi Padre, Miguel Ángel Mancera Nuño pues ayer por la tarde viendo un noticiario se indignó muchísimo con las declaraciones del secretario de salud respecto a la influenza pues este 18 de enero falleció a los 7 años de edad mi hermanito Moisés Mancera Uvence debido a la influenza AH. Les relataré el caso lo mejor que pueda.

Mi hermano comenzó a enfermar el 6 de enero, parecía una gripa normal. Pasaron los días y la gripe no cedía, se comenzó a quejar de dolor por lo que el sábado 14 de enero su mamá lo llevó al hospital. En sólo dos días su condición empeoró al grado de que lo tuvieron que intubar para ayudarle a respirar. Los médicos que le atendían descartaron las opciones que les parecían razonables, diagnosticaron como neumonía y lo atendieron en consecuencia administrando antibiótico directo a la sangre, y buscando cuáles eran los factores que estaban complicando la situación.

Yo enfermé 6 días después (el miércoles 11). Mi novia es médica (ahora dermatóloga, pero atendió casos de influenza durante su estancia en medicina interna en el hospital Mocel); había tenido casos muy cerca (médicos amigos suyos infectados hacía unas semanas) y ella misma atendió casos muy graves hace dos años cuando la cosa estuvo muy mal. Como decía, debido a lo anterior y por mis síntomas (fiebre y dolor poco comunes en mis resfriados) sospechó del caso y me llevo a realizar la prueba. Aquí debo resaltar que en muchos hospitales no había material para realizarla. Sólo hasta que llegamos al hospital Ángeles del Pedregal me hicieron la prueba, salió positiva y avisamos de inmediato de esto al saber que mi hermano había sido ingresado a la clínica del imss frente al parque de los venados. Los médicos desestimaron el aviso y se negaron a realizar la prueba porque un caso de influenza era “poco probable”. Yo no había visto al niño desde el 1ro de enero. Para esas alturas Moisés ya estaba muy mal. También ofrecimos llevar el Tamiflu para que se lo administraran y los médicos no lo aceptaron. Esto fue la noche inmediata a su ingreso.

La prueba de influenza la hicieron hasta el lunes 16 y el resultado salió el martes 17, días después de que pedimos que hicieran la prueba. Salió positivo para AH1N1 pero para estas alturas ya tenia días intubado con respiración artificial lo cual es de pésimo pronostico para un niño. Además, habían indicado que se debía colocar una cánula para drenar el pulmón, cosa que nunca hicieron. El niño estuvo muy grave y no podían estabilizarlo.

Debido a lo anterior comunicaron a sus papas que tenían que trasladarlo a centro medico la raza para que estuviera en una unidad de terapia intensiva mejor equipada. Desgraciadamente les informaron también que “no había lugares” y luego cuando se supo que era un caso confirmado de AH1N1 estos hospitales no lo querían aceptar porque no tenían como aislarlo de los otros pacientes.

Hasta el martes 17 comenzaron a administrarle el Tamiflu (que por cierto está escaso en las farmacias, yo encontré el medicamento en una farmacia después de recorrer media ciudad buscándolo). Es decir, diagnosticaron con influenza humana el martes, ese martes comenzaron a darle Tamiflu y un día después murió.

Cuando por fin aceptaron trasladarlo ya estaba muy grave. Sufrió paros respiratorios e infartos. Finalmente falleció en el hospital pediátrico del centro medico unas horas después de que lo aceptaron.

Lo que nos indigna muchísimo es que como no hay aviso de que el brote está activo (mucho menos de epidemia), pues los médicos no sospechan de estos casos. Tenía todos los síntomas, sin embargo no sólo no fue una opción importante para descartar en el diagnóstico, sino que además se negaron a realizar la prueba o administrar el Tamiflu hasta que era demasiado tarde.

Un medico conocido nos comento que en el isste e imss hay consigna de no diagnosticar influenza AH1N1. Supimos por este mismo medico que trabaja en el hospital pediatrico que recibieron 6 casos muy graves de influenza el mismo día que mi hermano entró avenados. Yo sé que esto puede pasar por chisme, que es sólo un comentario de un médico, pero es preocupante si pensamos que por cada caso grave hay muchos menos graves y que por cada caso que se reporta, hay otros tantos que pasan por una influenza estacional aumentando el riesgo de epidemia. Lo que si damos por cierto es que el brote está activo, mucha gente se esta infectando pero no hay declaratoria sobre vigilancia por el brote o de la inminente amenaza de una epidemia, suponemos que por motivos políticos. Y justo por la no existencia de esta alerta, ni médicos ni hospitales estan atentos o preparados para tomar esta amenaza en su justa dimensión. No con alarma, no con pánico, pero al menos con un diagnostico preventivo lo cual hubiera cambiado la suerte de mi hermano.

¿Cuantos muertos son necesarios para que se tomen medidas precautorias, para que los hospitales, pero sobre todo los médicos y los políticos tengan presentes esta amenaza?

Pensamos que es deber de la SSA que se informe no sólo de las medidas precautorias y del riesgo latente sino preparar y recordar a los médicos el peligro de no diagnosticar a tiempo estos casos. Creemos que justo por esto es indignante que se presente el secretario a decir que “no hay nada de que preocuparse”. Murió un niño, no se cuantos mas, o a partir de cuantos muertos el secretario pensara que es prudente informar a la gente. Por favor, no queremos generar alarma ni odio, no creemos que se deban tomar medidas fuera de lo razonable; pero este tipo de negligencias, estos comentarios, esta manera de ocultar la información por miedo a quela gente entre “en pánico” es justo lo que nos parece una estupidez y algo por lo cual alarmarse, nos parece un trato infantilizarte para con la gente. Es todavía mas alarmante una muerte, que una recomendación de usar cubrebocas, desifnectante, vacunas, etc. ¿Eso qué mal podría hacer? Mi padre esta convencido de que los doctores hicieron lo posible y lo que menos quiere es perjudicar a alguien. Algunos pensamos que aunque se esforzaron mucho fue negligente la manera en que procedieron porque quizás con una declaratoria por parte delas autoridades de salud en el sentido de que el brote está activo, la administración de la prueba de inmediato y la administración de un tratamiento que de otro modo era inoculas opciones de Moisés hubieran sido diferentes. Sabemos que ni toda la rabia, ni toda la tristeza, ni toda la indignación podrá devolvernos a nuestro niño. Lo que esperamos al difundir este mensaje es que nadie mas sea victima de ésta enfermedad y la ignominia.

Si desean hablar con mi padre, el tiene toda la disposición del mundo para contar lahistoria. Gracias por el interés.

Miguel Ángel Mancera

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Xavier

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
202 Comentarios en “Moises Mancera Uvence, fallecido a causa de la AH1N1”