2012

AMLO – jamás será presidente…

En el pecado llevó la penitencia de sentirse poderoso, de sentirse invencible, y es que el carisma que llego a tener como jefe de gobierno, se basaba solamente en que parecía un tipo disciplinado, incluso jocoso en aquellas ya casi olvidadas conferencias mañaneras, otro tanto de su popularidad provenía de la gente que se rasgaba las vestiduras por la existencia de la Pareja Presidencial, donde parecía que el presichente Fox solo obedecía las reglas que le marcaba Doña martita quien siempre aspiró a ser una especie de Eva perón mexicana, y ya sin esas armas, aunado al berrinche que hizo tras perder las elecciones de 2006 Manuel Andrés, o Andrés Manuel, como le quieran llamar, se ha embarcado nuevamente en la carrera por la silla con un afán renovado, que inspira quizá la misma confianza que nosotros inspiramos en nuestros amigos y familia cuando después de una noche de farra, de esas locas recitamos el tan conocido, “ya no vuelvo a tomar”.

En 2006 Andrés Manuel, no solo perdió la elección presidencial, además de eso y utilizando la esperanza de los jodidos como pretexto, se lanzó a perder la confianza de muchos aquellos que demostraron una confianza ciega, una confianza depositada mediante una cruz al sol una confianza que ni siquiera pedía a este tabasqueño ser el redentor del mexica del siglo 21, sino que solo le confiaba, le rogaba y le suplicaba que fuera diferente, que no fuera como sus antiguos compañeros y sobre todo que no nos resultaras una borrachera de frases y de simpatía como lo fue Fox, quien tras su primera mitad de gobierno nos trajo con una cruda moral por haberle creído a alguien que siempre fue un bufón.

Y aún perdiendo, antes de que asimiláramos nada, el orgullo le pudo mas que el respeto al pueblo que aspira gobernar y solamente resultó ser uno más de la perrada política, mostrando la finura en aquella odiosa frase que tapizó el hasta ese día hermoso paseo de la reforma, al tenor de “NO AL PINCHE FRAUDE”, demostrando una rabieta un berrinche digno de niño en la cola del súper, estableciendo una pantomima ridícula de “gobierno legitimo”.

Pero seis años han pasado de todo eso y ahora como aquellos cristianos renacidos, convertidos a una nueva fe, este señor que jamás será presidente de la república aparece en la tele, pidiendo perdón como el marido golpeador que espera que con solo palabras y una sonrisa la esposa maltratada vuelva a creerle, apegándose a las reglas de instituciones a las que mandó al carajo, hablando por un lado de las sanguijuelas del poder, criticándoles que solo están ahí como parásitos, mientras se alía con partiditos políticos satélite, que siempre irán a candidaturas en coalición lo cual nulifica su razón de ser convirtiéndolos en parásitos de esos que el tanto detesta.

Así de solidos son los principios, del señor del gallito feliz, de la Oscuridad de tepe titán, que en el afán de ser como Benito Juárez cada día se va pareciendo más a Don Nicolás Zúñiga y Miranda, aunque muy seguramente solo terminará como Don Cuauhtémoc Cárdenas

Kloe

No olvides que eres un artista.
No pierdas la valentía, no temas y lo conseguirás.
Crear como un Dios, mandar como un rey y trabajar como un esclavo

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
719 Comentarios en “AMLO – jamás será presidente…”