2012

AMLOlieber

Hoy andaba yo en twitter y tuve un ameno diálogo sobre el por qué yo no me identifico con AMLO.

Yo como siempre, no voy a promover el voto o no voto de nadie, creo que no hay actitud más obtusa que decirle al mundo por quién no votar, si no se tienen los argumentos para decir por quién si votar.

1. AMLO desde antes del 2006 ha basado sus campañas y estrategias en el desprestigio ajeno.

Hace ya algún tiempo, comenté que AMLO siempre recurre a poner en evidencia negativa a sus opositores, con el fin de saltar a la vista de sus seguidores como un hombre correcto y caritativo, lo cual a mí no me representa como elector, ni me parece lo más inteligente.

Alguna vez con un maestro, tuve amenas pláticas sobre las campañas políticas de los últimos 40 años, obviamente yo pude aportar poco porque llevo solo 3 campañas políticas (contando la del 2012) en las que he sido plenamente consciente de lo que es una elección.

Hablando en una ocasión de AMLO, y a pesar de que el maestro en cuestión es más bien de tendencias izquierdistas, me puso un ejemplo del por qué AMLO no era su gallo; ejemplo que aunque simple, jamás olvidaré.

Me decía que en el hipotético caso de que emprendieras un negocio de tacos, y por alguna u otra razón, quisieras representar una competencia para el más grande vendedor de tacos de tu localidad, lo lógico sería invertir la mayor parte de tu tiempo en el sabor de tus tacos, en tus salsas, contratar un buen cocinero, tener un buen equipo, etc., tendrías que lograr que tus clientes crean que tú eres el mejor para preparar tacos del pueblo.

Ahora bien, ¿qué sucedería, si como estrategia para lograr tu objetivo de un modo mucho más acelerado, te dedicas a señalar al negocio más grande de tu pueblo, diciendo que un día te apareció un pelo en tu taco, o que analizaste la carne en un laboratorio y resultó ser de perro, o peor aún, te pones con un altavoz afuera del negocio gritándole a los clientes que entran al establecimiento que tengan cuidado porque la carne de ese negocio está contaminada?.

Una estrategia un tanto sucia, ¿verdad?.

Ahora (espero) que tienes un criterio más amplio, ¿no te parece que es un recurso insensato utilizar como cuerda los defectos de los demás para subir hasta donde quieres estar?.

Subir no es lo mismo que bajar a los demás para hacer como que subes, eso es ley.

Nótese que hoy en 2012 como en 2006, ataca con mucho mayor zaña en sus palabras al que considera el rival más fuerte.

Es un vicio ya el de AMLO el de mencionar a Salinas para añadir un toque de obscuridad en cualquier persona, o la utilización de la palabra “Oligarquía”, o “unos cuántos”, o “los que menos tienen” para darle un toque de grandeza a sus discursos -que por cierto podría decir en la mitad del tiempo si no hablara de un modo tan pausado-.

2. En 2006 era de ignorantes pensar en darle tu voto a AMLO, ahora en 2012 es de intelectuales

Muchos de los defensores de AMLO, se han encargado de difundir la idea de que hoy por hoy la gente “pensante” es fan de AMLO. Incluso en el artículo que el buen Fernando me envió, hay un apartado en el que se mencionan algunos intelectuales que apoyan a AMLO.

Lo que yo creo -y con yo creo me refiero a que: solo YO lo creo, no necesito que tú lo creas también- es que muchos de los intelectuales que supuestamente son “fans de AMLO” son más bien personas con tendencias políticas de izquierda bastante marcadas, y han reflexionado que el cambio no está en AMLO, sino en la tan añorada izquierda en el gobierno, lo cual no hace el mejor candidato de López Obrador.

Y aquí el contraejemplo, Denise Dresser, que en repetidas ocasiones es citada como AMLOlieber, y que tiene claras tendencias de izquierda, tampoco se ve representada por AMLO.

¿Y a qué voy con todo esto? La verdad es me causa mucha gracia cómo en estos días volvieron los encasillamientos para la gente que vote por tal o cual candidato, creando en el electorado una culpa por elegir al candidato que más le representa.

Según la mayoría -y digo la mayoría de la gente con la que yo me he topado- de los defensores de AMLO:

Si votas por Josefina, eres un pendejo que quiere más muertes.
Si votas por Peña Nieto, eres un pendejo que quiere más PRI y sus robos.
Si votas por Quadri, eres un pendejo porque es como si tiraras tu pinche voto a la basura.

Linda democracia la que tú propones, neta.

Me he dado cuenta que dialogar y entrar en discusión con un AMLOlieber de esa mayoría que menciono, es como dialogar con un ateo que sólo es ateo porque está demasiado enojado con Dios, o con un vegano que come hamburguesas a escondidas, etc. No hay un nivel de comprensión de lo que significa democracia, no hay una congruencia entre sus ideales y sus acciones.

Pero en fin, por esa razón, y por la campaña de “vota por mi si eres intelectual”, tampoco me identifico con el señor AMLO, ya que aunque sobra decirlo, también hay muchos intelectuales, artistas, empresarios, etc, que van a votar por el PAN, PRI, y Nueva Alianza, y no me identifico tampoco con relacionar mi intelecto con el criterio de cualquier persona.

3. Sobre sus plantones, mitins, etc, etc.

No voy a hablar sobre el derecho constitucional que tenemos AMLO y todos los mexicanos de libre manifestación, ni mucho menos tratar de revocarlo. Pero considero que después de haber navegado con la bandera de Benito Juárez por todo México, el actuar de AMLO fue bastante contradictorio.

AMLO siempre se ha jactado de ser un ferviente seguidor de Benito Juárez, incluso ha declarado que entre sus aspiraciones está la de llegar a ser como don Benito. Ahora bien, no se necesita ser intelectual para citar la frase que inmortalizó Benito Juárez:

“El respeto al derecho ajeno, es la paz”.

¿Cómo puedes aspirar a ser como Benito Juárez, si no puedes respetar el derecho de los demás?

¿De qué derecho hablo? El derecho constitucional de libre tránsito y el derecho humano de llegar temprano a tu trabajo, simple y sencillo. Ambos derechos fueron sacrificados por el interés de AMLO por llegar al poder, lo cual como candidato, y ser humano creo que pudo haber evitado y continuar por el sendero de la paz, con manifestaciones que no afectaran de ese modo a la población.

Yo sé que cualquiera de los defensores de AMLO en este momento estarán pensando “¿y tú qué hubieras hecho, si sabes que te robaron la elección?” La respuesta en realidad es incierta, porque yo creo que haya hecho lo que haya hecho, hoy por hoy tampoco sería presidente, cosa que el sabe, y siempre supo.

4. Sus propuestas

El tema principal por el cual yo no me identifico con AMLO, son sin duda sus propuestas.

Obviamente muchas de sus propuestas suenan de lo mejor:

Acabar con la oligarquía
Retirar al ejercito y la marina de la guerra contra el narco
Más empleos
Internet para todos
La mitad del salario para diputados y senadores
Más refinerías

… entre otras.

La verdad es que las propuestas de AMLO más que propuestas son una pintura de un México utópico en el que a todos nos gustaría vivir. Lamentablemente, muchas cosas de las que propone no dependen directamente de él, hay muchas iniciativas que él propone que podrían ser bloqueadas en el poder legislativo, y que más que “poder ser bloqueadas”, van a ser bloqueadas, porque lamentablemente AMLO, se ha encargado de que la oposición no sea más que eso, oposición. Entonces supongo, y más bien puedo tener la convicción de que en caso de que AMLO llegue al poder, va a ser víctima de un sin fin de bloqueos por parte del poder legislativo, porque como todos sabemos, este está conformado por gente de otros partidos, y lamentablemente para AMLO son la mayoría.

Ahora bien, llama mi atención la propuesta de retirar al ejercito. Yo te propongo a ti, querido lector que hagamos un ejercicio de objetividad.

Suena bastante bien retirar al ejército de la guerra contra el narcotráfico ¿no?. Pero remontémonos a las grandes guerras de la historia, generalmente en una guerra hay un perdedor y un victorioso. Al retirar las fuerzas armadas de la guerra contra el narcotráfico, ¿tú quién crees que saldría victorioso?. Viendo todo desde esa perspectiva ya no suena tan lindo, en especial porque gran parte de la guerra es entre grupos delictivos y muchas veces la marina y el ejercito ni siquiera se aparecen.

Por muy feo que parezca, la única forma de terminar con esta guerra que el demente con pensamientos e ideales yankees de Felipe Calderón desató, es continuarla hasta sus últimas consecuencias, empleando diferentes estrategias, o pactar con los narcotraficantes para que México vuelva a ser como antes: un país con drogas, pero un país con un menor índice de violencia.

Si crees que estoy mal por pensar así, cuentame tú que harías, pues a mi es lo único que se me ocurre.

5. Populismo negativo

En el artículo que me envió Fernando, se menciona la definición de populismo desde el punto de vista de la RAE, por lo que yo me referiré a este como populismo negativo.

Los que estuvimos cerca de algún mitin de AMLO, pudimos notar en las caras de sus seguidores la verdadera esperanza que él les implantó, fueron tantas las promesas y tan bello el panorama que AMLO pintó, que mucha gente en su mayoría ignorante y de bajos recursos, en verdad creyó que en AMLO encontrarían la solución de todos sus problemas.

En una ocasión, platicando con un conocido economista, me comentaba que las propuestas que planteaba AMLO a sus seguidores, económicamente hablando eran inalcanzables en un país como México. El hecho de decirle a una persona de bajos recursos que con un presidente en el poder, iba a saltar mágicamente a una clase superior, era más un cuento como de Robin Hood.

Lo anterior representa para mi lo que es ser populista negativo.

Actualmente, por ejemplo, he sido testigo de cerca del populismo negativo en algunos líderes. Un ejemplo que se me viene a la cabeza, es el líder de los 400 pueblos, que pelea por tierras, y por recursos para su gente, pero que bajita la mano lo que obtiene lo va repartiendo entre sus colaboradores más allegados, y mientras, los que más necesitan, solo se fletan sus encueradas y sus ridículos a costa de promesas que tal vez nunca les cumplan.

Y esque esa es la característica de muchos líderes populistas, son excelentes oradores, le dicen a la gente lo que quieren oir, y así logran el apoyo incondicional de sus seguidores. Cosa que me parece triste y antiético.

El otro día, por ejemplo, veía yo un video donde AMLO según era golpeado mientras hacía frente a las fuerzas armadas.

Un lider con el cual yo me identificaría, habría permanecido allí, poniendo el ejemplo a sus seguidores de lo que en realidad es una resistencia a las injusticias, haciéndose detener por las fuerzas armadas y recibir unos cuántos golpecitos. AMLO por su parte, se muestra temeroso ante el enfrentamiento, y en aproximadamente 5 segundos después de que el primer policía lo toca, se le puede ver cómo le sacó la vuelta a todos para ponerse a salvo.

Ese no es el guerrero que yo veo en la televisión cuando se trata de atacar a la oposición, a la oligarquía, y a los medios de comunicación.

6. Ataca pero después “pide chichi”.

En repetidas ocasiones he escuchado a AMLO hablar sobre lo malos que son Televisa y TV azteca por ser los únicos medios de comunicación disponibles en México, incluso en sus propuestas, el dice que al llegar al poder esa circunstancia va a desaparecer.

Hasta ahí, todo va bien, pero la cosa se pone fea cuando durante el día, en los canales de dichas televisoras se repiten constantemente spots de AMLO, el ya tan famoso “soy Héctor Bonilla y no pertenezo a ningún partido político”, etc. Es como si le dijeras a un tendero: “Ojalá la Coca Cola desaparezca, y la Pepsi, no puede ser que solo dos empresas tengan el poder sobre el refresco, neta que si un día llego a ser Dios, voy a encargarme de desaparecerlos, pero bueno mientras dame una coca y una pepsi, porque tengo mucha sed”.

La verdad es que veo poco el canal 11, y demás canales poco populares de México, pero lo cierto es que cuando me he empeñado en ver spots de AMLO en dichos canales, me encuentro con pocos, por no decir ninguno.

Para terminar

Lo que menciono anteriormente, son las razones por las cuales YO no me identifico con AMLO, y no porque yo no me identifico tú tampoco lo deberías de hacer, al contrario, es respetable si tú tienes razones más fuertes que yo para votar por quien tú quieras, pero como es de sabios respetar, no te enojes por lo que leíste y mucho menos insultes, si es que lo leíste todo, ya que como tú, yo también tengo derecho a elegir.

Me retiro queridos lectores, no sin antes decirles que el cambio no lo representa ningún político, para que exista un cambio, este debe empezar por nosotros.

“Sé el cambio que quieres ver en el mundo” – Gandhi

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Chochos

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
407 Comentarios en “AMLOlieber”