2012

Presunta homosexualidad de Peña Nieto

Así es, hoy vi publicado en un sitio llamado Angeles Press una nota en el cual se dice que Peña Nieto mantiene o mantenía relaciones homosexuales, y el que lo
acusa es nada mas y nada menos que el profesor homosexual Agustín Humberto Estrada Negrete, el mismo personaje al que Denise Maerker le hizo un reportaje cuando supuestamente bajo el amparo de Enrique Peña Nieto fue violado y enviado a la cárcel.

La nota es bastante controversial y seguramente será ignorada por la campaña de Peña, pero lo que es un hecho es que Agustín Humberto Estrada Negrete es homosexual y algo hizo o dejo de hacer que molesto los círculos del poder del PRI en el Estado de México que lo enviaron a la cárcel.

¿Quién podría decir que a Peña Nieto le da por los hombres también? Vamos, le gustan las mujeres. El mismo nos confesó que le fue infiel a su fallecida esposa y que tiene hijos fuera del matrimonio. ¿Por qué un candidato a la presidencia reconoce su infidelidad? Porque así es más fácil acallar rumores sobre su homosexualidad.

Aquí les dejo el audio de la entrevista:

Agustín Humberto Estrada Negrete sostiene que durante siete años fue amante de Enrique Peña Nieto. Sin embargo, su vida no es para contarse en unas líneas sino en un grueso libro, porque su relación íntima con el ahora candidato a la presidencia de México, considera que prácticamente lo llevó a la tumba. Terminó con su rostro cubierto de cinta adhesiva, violado con un tubo y una bolsa de plástico en la cabeza, con un reporte médico escalofriante de la Cruz Roja.

En entrevista para Los Ángeles Press, narra cómo fue creciendo la hostilidad por parte de funcionarios públicos y policías locales del Estado de México, a raíz de que decidiera expresar su homosexualidad en una obra de teatro organizada en la comunidad contra la homofobia, el 17 de mayo de 2007. En esta entidad, se llegaron a registrar 78 asesinatos de homosexuales y 143 en el Distrito Federal, entre 1995 y 2007, según los datos de la Revista Sociológica, con la observación de que son cifras conservadoras porque se estima que por cada asesinato registrado hay dos que no se registran. Para 2011, la proyección que hizo la asociación civil Letra S junto con el Consejo Naciona para Erradicar la Discriminación (Conapred), mediante un monitoreo hemerográfico la cifra bien podría haber llegado a los 2051 asesinatos.

Desde su detención, Estrada fue golpeado severamente por los policías locales que bajaron de una ambulancia, dice, cuando se esperaría que bajaran de una patrulla. Los hombres lo persiguieron y lo sometieron a patadas y puñetazos. Después, fue en la cárcel, donde 12 hombres, entre reos y policías, lo violaron. Una vez que su familia logró sacarlo bajo una fianza de 26 mil pesos (US 1,943 dlls), decidió hacer las denuncias ante medios de comunicación y organismos de derechos humanos, porque ni el Ministerio Público en Toluca ni el de Ecatepec quisieron aceptar su denuncia por violación sexual en el penal.

La represión se volvió más severa dos meses después, en julio de 2009. Estrada fue detenido nuevamente por policías judiciales, por sus protestas públicas que sumaban cada vez adeptos a su causa, hasta que fue víctima del atentado en el que casi pierde la vida, y sin embargo sus agresores habrían creído que su misión estaba cumplida al dejarlo tirado en lote baldío.

Agustín Estrada no sabe cómo sobrevivió a ello; sólo recuerda haber despertado en la Cruz Roja después de varios días de estar inconsciente. Físicamente torturado, pero aún con las fuerzas emocionales que los llevaron a no ceder en la denuncia de su agresión. Logró salir del país, aunque las amenazas siguieron para su madre y su hermana. Cruzó la frontera hacia el extranjero en silla de ruedas, con la petición de asilo en mano. Logró poner las denuncias ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y el 17 de marzo de 2010, la relatora especial de Naciones Unidas, Margaret Sekaggya, señaló que el caso de Agustín Humberto Estrada Negrete es uno de los casos de discriminación más notorios del país.

Actualmente, es atendido en un hospital público para sobrevivientes de tortura de países en conflicto y recibe atención psicológica. Su caso ha quedado documentado en cada uno de los organismos nacionales e internacionales de derechos humanos. Su denuncia ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos en México fue puesta el dos de marzo de 2011, ante la Segunda Visitaduría General con el expediente número CNDH/2/2010/3919/Q, número de oficio 11628. Ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con sede en Washington, quien dio fe de estas denuncias fue el secretario ejecutivo, Santiago A. Cantón, el 30 de diciembre de 2011, bajo el asunto MC 222-09.

Enlace: http://www.losangelespress.org/

No olvidemos que es tiempo de campaña electoral y que todos los trapitos y rumores saldrán a la luz. Respecto a la credibilidad de la denuncia cada quien deberá de discernir y utilizar su mejor criterio.

Cortesía de Leonardo

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
407 Comentarios en “Presunta homosexualidad de Peña Nieto”