2012

Cambio 2012

¿Que pasaría si las elecciones de este 2012, se dieran en el marco de un país con un 100% de acceso libre a Internet, en donde al menos el 80% de su población manejara eficazmente las T.I?

Supongo que en el remoto de los casos en que ese sueño guajiro se convirtiera en realidad, nuestra querida carretera de la información ya estaría regulada por las instancias gubernamentales, como en China por mencionar un ejemplo.

Digo, si aquí se supone que es libre y aún así pueden quitar un video del Youtube a petición, como sucedió con los niños incómodos hace un par de semanas, no quiero imaginarme de que recursos se colgarían para que la población continúe en la ignorancia.

¿Pero que no acaso se dice que la ignorancia es la felicidad?

Ha de ser por eso que México siempre sale arriba en cuanto a ese tipo de encuestas acerca de que tan feliz es la población.
A lo que quiero llegar después de tantos rodeos es a lo siguiente:

Es evidente que los candidatos del PRIAN NO ganarían las elecciones si solamente los usuarios del ciberespacio votaran.
Me he encontrado en las redes sociales con encuestas que los sitúan muy por debajo del candidato del PRD, y una de las razones es sencilla.

Es muy difícil que la gente al interior de la República se entere de los pormenores de sus candidatos. ¿Quienes son? ¿De donde vienen? ¿Por quien realmente van a gobernar? ¿Que planes tienen de nación? ¿Con que recursos lo harían? etc etc. Muchísima gente aún vota por el color del partido o porque así les dijeron sus padres que debían de votar. Todo esto sin contar con aquellos que son presionados de una u otra manera.

Y en medio de este caldo de cultivo, los ganadores son los que se aprovechan de sus curules y diversos puestos por un par de años más, velando por sus intereses, con todo y los plurinominales, que a esos ni siquiera nos dejan elegir. Digo esto, porque independientemente del candidato vencedor, el o ella no tienen realmente el poder para cambiar todos los compromisos ya pactados, derivados de intereses político – económicos.

México no crece lo que debe, es lo que se escucha en países extranjeros, y estos analistas no entienden el porqué, si lo tenemos todo. Recursos naturales vastos y una mano de obra calificada por mencionar dos cosas.

Lo que ellos no entienden es que la clase política y su modelo neoliberal nos ha terminado de hundir en los últimos sexenios.
Tenemos gobernadores, alcaldes, senadores, diputados, magistrados que ganan al día exponencial mente lo que una familia tradicional le cuesta semanas, sin tomar en cuenta su dieta, viáticos, gastos médicos en los mejores hospitales, seguridad, telefonía celular entre otros.

Hace falta la empatía con el pueblo. Que utilicen los mismos servicios a los que tenemos acceso como el IMSS por ejemplo. Les apuesto que en tres meses se resolverían muchas deficiencias.

El problema es que ellos viven en “otro país” hay un desfase con la realidad tremenda, por eso no saben siquiera el precio de las tortillas, cuanto cuesta un boleto de pasaje o un kilo de arroz.

No ganan lo justo, por ello en vez de decir las cosas como realmente son; como por ejemplo que hay incrementos a la gasolina o que subió la gasolina, ellos usan los términos de “ajuste” al precio de (póngale el nombre del producto que guste y mande)
Y no hablemos de que si uno quiere emprender un nuevo negocio, tiene que pasar por un viacrucis de impuestos y sobornos, si no pregúntenle a Wall – Mart.

¿Qué hace falta? ¿Por qué seguimos así?

Organización. Las redes sociales están padrísimas para cotorrear a los candidatos y picarle al “me gusta” o quejarnos y compartir la nota. En otros países además de estas acciones salen a la calle.

La sociedad sale a la calle.

Ya vimos que por muy informados que estemos y por muy chingones que seamos manejando las T.I. la cosa simplemente no va a cambiar. Nos estamos volviendo en eruditos de la conformidad, el creernos muy rebeldes por compartir una nota, pero incapaces de defender lo que nuestros padres y abuelos con tanta sangre lograron.

Si se puede. En otros países ya lo lograron. Y no hace mucho.

Hay que presionar. Hay que juntar firmas exigiendo a estos señores y señoras que:
• Sean congruentes con el país en el que vivimos.
• Se bajen el salario al 50%.
• Aguinaldo de 40 días de trabajo.
• Vales de despensa no mayores a 2 mil pesos
• No inventarse nuevas prestaciones
• Penalización económica por no ir a trabajar y baja automática por faltas injustificadas de tres días consecutivos.
• Prohibir que revienten una sesión.
• Usen las instituciones públicas como todos nosotros IMSS ISSTE etc.
• No más dieta diaria.
• No a los plurinominales
• No pedir permiso para contender por otro puesto, hasta que finalice el período que están ejerciendo.
• Posibilidad de reelección para premiar o castigar de acuerdo a la calidad de su trabajo.
• Paguen su gasolina y utilicen sus propios automóviles, el chofer que salga de su cartera.

Se me ocurren muchísimas y estoy seguro de que a ti también, la verdad es que los hemos dejado que hagan lo que quieran, sin presión, solo con mentarles la madre y decirles corruptos no es suficiente.

Es claro que, como en todos lados también hay políticos que si hacen su trabajo, y a esos son a los que se debe de compensar con la posibilidad de reelegirse por medio de nuestro voto.

Supongo que si se juntan unos 40 millones de firmas para que entre esta iniciativa de ley, no podrán pararla, sumado a manifestaciones vía marchas, redes sociales, mails masivos a sus correos, posteando en sus muros, en fin, las posibilidades son infinitas.

Ya cambiando esto, estamos del otro lado, ahora si que a legislar los temas importantes para el desarrollo de esta nación.

¿Tú que opinas?
Vía: benditomanicomio.wordpress.com

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de arrebola

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
92 Comentarios en “Cambio 2012”