2012

Nuestro Rezago, Nuestra Desgracia

Si alguien te cuenta que hay un país con casi 2 millones de kilómetros cuadrados, con más de 100 millones de habitantes, con reservas de petróleo, gas natural, parte del top 10 de países turísticos, con ciudades con un IDH igual al de Berlín o Tokio, con varias Universidades en el top 500 (QS World Ranking 2011) y uno de los pocos países calificados como “Mega diversos”. Seguramente pensarás que este país debe ser de primer mundo. El país que les mencionó ese alguien es México. Seguramente algunos ya sabían estos datos, seguramente otros no, y creo que la gran mayoría se preguntará ¿Por qué no somos primer mundo? Sí, es culpa también de los muchos no calificados para gobernarnos, pero recuerden, nosotros somos los encargados de elegirlos.

México desgraciadamente se encuentra en el pantano de las naciones subdesarrolladas, estancado junto a otros países latinoamericanos, asiáticos y africanos. ¿Pero porque pasa esto? Nuestra tecnología no avanza y lo que tenemos no se renueva. Nuestros ingenieros y científicos están abandonados. Y los números de egresados desproporcionados. Se gradúan más licenciados que ingenieros, explicare más adelante porque esto es malo.

Según la OCDE un país debe invertir el 3% de su PIB anual en Tecnología para tener un crecimiento estable y positivo. Nuestro querido México invierte solo el 0.4%. Cualquier candidato que diga que México va a crecer sin aumentar esta cifra de inversión en la ciencia ¡Nos está mintiendo! Hemos sacado apenas unos diamantes de la mina, tenemos un premio Nobel y otros científicos que se defienden. Pero nos falta mucho, nuestro campos en Telecomunicaciones están varados, en Corea el Internet se tiene en Gigas, aquí seguimos en los megas. India hoy por hoy, es la mayor potencia en telecomunicaciones, ha logrado un enorme avance gracias a su inversión en este campo de la ingeniería. Dirán ¿Por qué no se nota el cambio en India? El cambio en India no se nota porque su tasa de natalidad no baja y no hay el suficiente dinero para su población. Pero a pesar de esto sigue creciendo constantemente.

Nuestra falta de renovación es notoria, seguimos importando tecnología año con año o peor productos manufacturados en otros países. La gasolina es el más grande ejemplo, para los que no saben es el producto que más importa México. Un ejemplo de porque la innovación en importante: en los años 50, Sony la empresa que hoy hace plasmas y Play Stations, hacía sartenes para cocinar más rápido el arroz. Otro ejemplo, Gibson la marca número uno en guitarras y artículos musicales comenzó haciendo bandolinas y no Les Pauls. La innovación es clave para el avance de una empresa y más para el de un país.

El mito del “No hay dinero”. En una conferencia del Tecnológico de Monterrey un conferencista preguntó a la audiencia el porqué México no crecía. Alguien respondió “No hay dinero”. ¡NO! Si hay dinero, tenemos a empresas millonarias como Grupo Modelo, Soriana, Telmex, Cemex… etc. Claro que hay dinero, esas empresas comenzaron aquí, de México nació su fortuna. Hay dos problemas: las empresas no invierten en el país y no hay gente capacitada. El conferencista nos comentó “Cuando estaba en los laboratorios de José Cuervo, había microscopios más avanzados que los de Harvard y estaban abandonados en un salón porque nadie sabía usarlos. Tuve que dar un curso de 3 mese antes de irme a los trabajadores para que supieran como usarlos”. Dinero no falta, hay el necesario, falta gente que lo sepa hacer.

Explicando el punto de la desproporción de graduados. Si se gradúan 3 administradores y un ingeniero, es claro que se necesita un número pequeño para administrar un proyecto, pero muchos ingenieros o trabajadores para llevarlo a cabo rápidamente. Un maestro del ITESO nos mencionó: “Sin denigrar ninguna carrera, cada semestre vienen empresas a preguntarnos por Ingenieros Civiles, pero nadie viene a pedir gente de Relaciones Internacionales.” El problema de la desproporción de Ingenieros y Licenciados no es único de México, el mismo Steve Jobs quería negociar con el gobierno de E.U. para que le dejaran traer más de mil ingenieros de todo el mundo.

México debe invertir en educación, en detectar sus talentos, si bien nuestras Universidades son buenas, no lo ofrecen todo, Mario Molina (Premio Nobel mexicano) tuvo que ir a estudiar a Alemania para mejorar sus habilidades. México ya ofrece ese tipo de becas, ojala pudiera ampliar esos beneficios y como dijo Quadri en el debate (no lo apoyo, pero me gustó su punto), que México hiciera convenios con Ivy Leagues para que más estudiantes mexicanos tuvieran la oportunidad de estudiar en esas escuelas. Nuestro avance no depende de que tan buenos políticos tengamos, sino de que tan buenos ciudadanos y trabajadores seamos.

Cortesía de ElGuerreroCoronado

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
210 Comentarios en “Nuestro Rezago, Nuestra Desgracia”