2012

Catarsis Electoral

Hola. Me llamo Minerva, tengo 21 años, soy mexicana, pero no resido en México. Les cuento un secreto…. Tengo miedo.

Tengo miedo del futuro de mi país, algunos podrán pensar que no me interesa porque no estoy ahí, les soy sincera, hace algunos años tenía pensado salirme de México para no regresar jamás. Después cambió un poco mi visión, siempre quise salir de mi país a estudiar, pero ahora para regresar en un futuro.

No puedo presumir que sea la persona más responsable del universo, no respeto las leyes como debería. Manejo rápido, me he pasado semáforos en rojo, he tomado y manejado; aunque sean leyes de tránsito son leyes y no las respeto al cien por ciento.

Sin embargo creo, que puedo decir que no soy completamente ajena a la situación política de mi país, porque aunque este a 30 horas en avión de México, lo sigo defendiendo. Porque me molesta cuando mis compañeros o maestros me dicen oye y ¿es cierto que si voy a México me matan? Y no me queda más remedio que asegurarles de que como en cualquier lugar y país hay ciertas áreas que no son muy seguras. Porque aunque estoy consciente de que estamos en una situación bastante desfavorecedora, en cuestión política, no pierdo la oportunidad de hablar de todo lo bueno que tenemos.
Y saben una cosa, aunque somos una comunidad como de diez mexicanos en mi escuela, y personalmente, no los conocí hasta llegar aquí, somos bastante cercanos, pues todos sentimos la necesidad de estar en un ambiente conocido.

Soy una persona bastante callada, la realidad es que prefiero guardarme mis opiniones para evitarme críticas o problemas, no es que no tenga algo que decir, es que aprendí que muchas veces dar expresarte te lleva a recibir criticas o crear problemas realmente innecesarios. Esta es un arma de dos filos; hace unas semanas vino una maestra mexicana a la escuela para revisar el programa, de otra universidad diferente a la mía y me pidió hablar conmigo, para ver como me estaba sentando el lugar.

En un principio el shock emocional fue muy fuerte, la pase llorando como tres meses todos los días, últimamente ha ido mejorando, la escuela es bastante más retadora que la educación en México, y es bastante absorbente aunado a que me encanta anotarme a todo lo que piden, no tengo mucho tiempo libre. Ella me comentó que todos mis maestros y compañeros decían que yo era una persona muy amable y que me apreciaban mucho, pero que tenía un problema muy grande: que nunca decía nada.

Les comparto esto porque creo que es lo que nos pasa como país. Las personas que se atreven a ser diferentes, son victimas de burlas y críticas, peor aun cuando se trata de ir en contra de un gobierno autoritario, las represalias son fatídicas. Sin embargo, yo me di cuenta que mucha gente que tiene el valor para proclamarse inteligente muchas veces no lo es, EPN por ejemplo. Pero ¿saben que? Es nuestra culpa, es mi culpa que mi líder de proyecto que no hace nada vaya a tener mejor calificación que yo, porque me dio miedo levantar la mano cuando el maestro preguntó quien quería tomar el cargo del equipo, aunque al final de cuentas la que se esta haciendo cargo soy yo. Es tu culpa que México este en la situación política y económica en la que está, porque en el 2006 anulaste tu voto, entonces nos queda aguantarnos, de nuevo, agacharnos y aguantar lo que nos toca.
La verdad estoy cansada de aguantar la basura de todos los demás por mi miedo a sobresalir y a equivocarme, recuerdo un día que mi papá me dijo algo como que lo único peor que un pendejo es un pendejo con iniciativa. Tiene razón, pero peor que un pendejo con iniciativa es un inteligente con hastío, pereza o temor.

Cuando estábamos en primaria siempre se no dijo que México era un país joven, su curva demográfica era más grande en menores edades. Los entonces niños ahora son adultos con derecho, libertad y capacidad de elección. No tengo cifras, pero me gustaría creer que el porcentaje de personas a votar que no han oído de los candidatos a presidente es bastante bajo. Las redes sociales han hecho su trabajo como en diferentes países, y aun los que solo leen Facebook, tienen acceso a algunas encuestas y citas textuales de los candidatos.

No defiendo a los poco informados, pero han de tener alguna idea de quien es quien, y aun los medianamente o bien informados creo que no sabemos por quien votar. Tengo miedo de la apatía generacional que abandera a los jóvenes. Creo que está en nosotros la definición de estás próximas elecciones y será nuestra culpa si elegimos anular o no acudir al sufragio en la fecha indicada.

Seamos conscientes y responsables, hagamos uso de nuestra libertad de expresión tomando una decisión informada que va a afectar el futuro de México como país. Así que HECF de ir a la casilla, no basta con quejarse en las redes o asistir a marchas, la diferencia se va a notar en los votos. Yo por mi parte emitiré mi voto desde el extranjero confiando en la democracia mexicana. Les dejo un par de citas que encontré en Facebook que aunado a que acabo de recibir mi boleta electoral me “inspiraron” a escribir.

Quienes ejercen la democracia desde abajo y sin pedir permiso, amplían sus derechos ejerciéndolos.
— Carlos Monsiváis

“Es hora de aullar, porque si nos dejamos llevar por los poderes que nos gobiernan, y no hacemos nada por contrarrestarlos, se puede decir que nos merecemos lo que tenemos.”
— José Saramago

“Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica”
— Salvador Allende

“Los problemas no se dan por sentado, y mas cuando hay abusos de parte del estado… Conformarse y dejar de insistir
Es como ver a alguien ahogándose y dejarlo morir”
— René Pérez Joglar, Calle 13

“La gobernabilidad del país no puede depender de grupos a los que el país no les importa.”
— Fernando Savater

Saludos desde la tierra de los canguros.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Minerva

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
206 Comentarios en “Catarsis Electoral”