2012

Tour Banorte

La mayoría de los Hazmes resultan de una pendejada y éste no es la excepción, ayer (sólo podría pasar en JUEVES) saqué dinero de un cajero y por estar pensando en la inmortalidad del cangrejo, la fuerza centrífuga de la matraca y cómo le entró el agua al coco, me salí sin mi tarjeta, a pesar de que al entrar en mi auto me dí cuenta y corrí como Ana Gabriela Guevara, no conseguí llegar antes de que se la tragara. Ya era tarde y dije ni modo, mañana veo como la repongo, al menos nadie se la robó.

Hoy por la mañana llamo a mi sucursal bancaria y les comento lo sucedido, a lo que me responden que vaya a mi sucursal que me la reponen ahí rápidamente. Me lanzo muy feliz a mi sucursal, espero mi turno y paso con la Señorita del escritorio, le comento lo que pasó y me dice que vaya al teléfono que está en la esquina y la reporte como extravío, le recuerdo que el cajero se la comió y me dice no importa, repórtala y vienes conmigo, ok, yo muy obediente voy y el teléfono y de entrada no sirve, regreso con ella y le digo eso y me contesta que no importa, que de todas formas ella no me la puede reponer, que ahora recuerda que su dispositivo donde tengo que teclear mi NIP no funciona, ¿y ahora? Le pregunto, ah pues anda y vé a otra sucursal, ahí en el teléfono del módulo la reportas y ya pasas con un ejecutivo, ok de pasada le pregunto ¿y hoy mismo me la reponen? Sí claro que sí, fue su respuesta.

Pues bueno, ahí voy a otra sucursal, (cabe mencionar que en Guadalajara no hay tráfico, las distancias son cortas y todo el mundo es muy amable y maneja rete bonito), llego y hago mi reporte telefónico de extravío, le comento a la señorita que no la perdí, que se la comió el cajero y le pregunto si hoy mismo me la reponen a lo que ella contesta: #afirma. Con mi número de reporte en mano vuelvo a esperar turno un buen rato y ya por fin me pasa otra Señorita, me pide mi IFE mi número de reporte y cuando ya éramos todos felices, abre el cajón y ah! que caray, pues fíjese que no tengo plásticos, usted tiene cara de NINI señora, ¿por qué no se da una vuelta a otra sucursal? Inhalé, exhalé, y dije ok, ya andamos en éstas y ni ganas tenía yo de trabajar. Así que ya se imaginan lo felizmente que me dirigí a una tercera sucursal.

Shalalá, shalalá, llego a la susodicha sucursal, entro, mil gentes, otro rato de fila, el muchacho de adelante también iba por una reposición y su tarjeta también era de otra sucursal, así que vi un luz en el horizonte, me atiende oooootra Señorita y me pide mi IFE y me pregunta:

-Fué robo o extravío
-No, le dije, se la comió el cajero
-Hummm ¿y la reportaste?
-Si, me dijeron en mi sucursal que la reportara,
-Hummm y ¿cuándo la reportaste?
-Pues hace ratito
-Hummm pues ¡que caray! no la tenías que haber reportado, por que ahora ya se bloqueó tu NIP y hasta el lunes la puedes reponer pero gracias por participar, puedes pasar por tu globo.

¿Que? Le dije oye eso me dijeron en mi sucursal y bla bla bla le conté toda la historia y puso cara de ¿what? Habló a mi sucursal y se puso pinta a la señorita con la que habló, que eran mamadas que hacían todo de la chingada (no lo dijo así, pero apuesto que lo pensó) y que les mandaban seguido clientes con puras tonterías y pues que el dispositivo no se ocupa si es de mi sucursal y menos el reporte de extravío, me dice vaya a su sucursal, la va a atender directamente la Señorita Vanesa ya no haga fila.

En fin, ahí voy de retro a mi sucursal, shalalá shalalá, llego con la Señorita Vanesa y en dos minutos me da mi nuevo plástico, sin dispositivo ni NIP ni nada de nada.

Cómo la ven, ¿les gustó el tour?

Cortesía de AREAGRIS

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
100 Comentarios en “Tour Banorte”