2012

¿Qué horror carcome el alma de Veracruz?

Solo éste tipo de aberración y barbarie pueden hacer estos entes viles, porque desde luego que no son “ seres humanos”. Tan despreciables, que, no deberían existir, pero pues ya están aquí, porque seguramente nos equivocamos de mundo, éste mundo el cual para infortunio nuestro; pertenecen ”ellos”, “ellos” a los que les pagan por matar, porque, ese es su oficio. Matar, matar cobardemente.

Matar, por órdenes del “jefe “del que manda, del que paga, del poderoso, ese “poderoso” que se cree y se dice “ jefe “el cual inexplicablemente decide cuándo y a qué hora dejas de existir, solo porque no compartes su forma de pensar, de vivir, y de hacer lo único que ellos saben hacer engañar, someter, burlar robar y pues, matar.

Profe José Luis Blanco rosas te fuiste para quedarte en tu universidad veracruzana a la cual serviste tantos y tantos años , te quedas en todos tus alumnos, en todas las generaciones que a muy buen termino llevaste de la mano, a las que quedamos pendientes y que por supuesto seguirás guiando. Porque tu obra se queda, se queda tu ejemplo, tu lucha, tu ideal. Ese ideal que nosotros tus alumnos seguiremos dando fuerza y vida, porque apagaron tu voz pero nunca apagaran la luz que dejaste escrita en el pensamiento de todos tus alumnos.

Profe José Luis Blanco rosas te vamos a recordar… siempre.

Seguirás vivo, en los salones, en los pasillos, en la” kafe” en la dirección, en todos los lugares donde estuviste y donde se queda , tu figura tan particular, con tu mochila a la espalda cargando tu mundo: ese mundo critico que compartías con nosotros , nos quedamos con tu voz. Tan única e inconfundible, con tu risa, esa risa que contagia a mas de uno y que desde luego seguiremos escuchando en nuestros adentros.

No adiós, claro que no, hasta pronto mi querido profesor.

Nos quieren extraviar en cuanto al “motivo” de tu partida diciendo cualquier cosa, hasta tonterías, menos la verdad, pero tenemos claro el móvil de su aberrante y despreciable proceder.

¿Qué horror carcome el alma de Veracruz?

A José Luis Blanco, quien llevaba un puño en llamas en vez de corazón

XALAPA, Ver., (apro).- Estamos jodidos y hasta la madre. Nos jodió el brutal asesinato -aún sin resolver- de nuestra amiga y compañera Regina Martínez, corresponsal de Proceso en Veracruz, y ahora nos jode y chinga el espantoso homicidio de nuestro querido compañero y amigo José Luis Blanco Rosas, maestro de la Universidad Veracruzana, ocurrido el pasado 27 de mayo en la ciudad de Xalapa, Veracruz. ¿Qué oscuro espanto se pasea por Xalapa? ¿Qué horror carcome el alma de Veracruz? ¿Qué infinita crueldad siembra muertes y muertes en el corazón de nuestro país? Escribo esto porque no podemos callar. Porque, José Luis, no te habrías quedado callado nunca si un amigo nuestro hubiera sido asesinado. Porque sabíamos, querido José Luis, que un amigo caído es la merma de uno mismo, es ir haciéndose cada vez más y más pequeños, más y más pobres.
Nota completa: www.proceso.com.mx

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de una alumna de la facultad de sociología, orizaba

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
97 Comentarios en “¿Qué horror carcome el alma de Veracruz?”