2012

El tipo duro de Gomitoz

Gracias por empezar estas letras, no soy un letrado filosófico, me gusta la caguama y uno que otro cigarrillo misterioso, dos que tres jodidón (tengo mi guardadito), mi piel curtida, empolvada y mis zapatos de cemento delatan los bultos que acarreo en mi lomo, un simple mortal Lagunero que te baila un endemoniado cumbión ¡eso sí! siempre con las ganas de mejorar, soy uno de los tantos que ya está hasta la ¡madre!, de las pinches ratas que visten de esmoquin, leguleyos, católicos, marcianos y uno que otro burro rebuznando en tribunas, templetes y pulpitos.

En estos días me “encontré” una laptop y pos me dije, vamos a moverle a ver que chingaderas aprende uno (que chingonada está esto de la internet) Me percate que un bato en contubernio con unos cabrones dueños de las Novelas y el fut que me chutaba, pos se vieron muy chuchos para apendejarnos y llenarnos de mierda en esos aparatejos de luces hipnotizadoras. Esos weyes que creen que Jesús los hizo a mano, se quedan con toda la taquiza y a mi una pinche despensa de 3 kilos de maseca, un gel y unas pinches galletas saladas me dan y dicen los muy culeros “para combatir la desnutrición” (con voz politizada) ¡chingen a su puta madre! esos pinches viejos ogetes si están bien nutridos (nomás vean al Agustin Carstens).

No estoy en contra de los que les gustan los gansitos rellenos de frijoles, pero ¡no la chinguen cabrones! el problema no es por la producción sino por la distribución, si no véale (Pastrana) acá en mi barrio ya nomás pa la coca y unos tacos de hígado de especie dudosa nos alcanza (eso en veces, que los guardianes de la segurida (sic) no me tumban saliendo de la maquila). Al jodido como uno, ps dele las migajas pa que no sienta la solitaria.

Que dijeron los que son muy pipirisnais, la prole como pura tele ve ¡no dice ni mucho menos hace algo! pos porque ni hablar nos enseñaron, mucho menos escribir, claro, pinches directores me mandaban a la eterna sala de espera porque nomas no pagaba la cuota, (pa tercer año de secundaria me acomplete), ahora que estoy más peludote me encontré un librote que se llama Constitución y decía clarito que era gratis eso de la pedagogía, ni pedo, “ya gordo el cochino hacerlo chicharrones” me di muchos garrotazos pa entender la literatura y sus embrollos, ¡pos si! como chingados quiere que se le metan las letras si ni pa el lonche ni el frutsi tenia, a pero ahora andan hasta regalando viejas, como esa que le dieron a ese asno copetón.

Acá nomas ves la belleza carcomida por el jodido sol, me cae que esos putitos ni una enmezclada se avientan, no saben lo duro del trabajo honesto, yo creo que si más raza, quemaos por el sol, así chapitos, con pelos paraos y con la cara autóctona nos diéramos a la tarea de chingarle a los libros y dejar la baila, el pedo y los aires de grandeza, podríamos mejorarnos tantito, nos hemos aguantado a unos gachupines pendejos, güeritos buenos pa nada, y una que otra especia exótica pa que hoy nos tengan en la miseria y esos disfrutando del mundo y sus haberes como la hija de Carlos Romero Deschamps un pinche gato del pueblo, ya me exacerbe con mis sentimentalismos nacionales, de pobretón y miserable ¡shale!.

Para finalizar disculpen mi redacción, escritura y sabrosura pero pos mi papi no me dio pa ¡mas! Y no soy tan pipiris nais, como ustedes sabios lectores, y pos hay que darle machín al marro, (con una buena dosis de burritos vegetarianos ¡eda!) creo carnalitos si cumplimos cada quien nuestras metas, sueños, objetivos o como gusten deciros. ¡Dejaríamos de ser el país de los chingados!, si está rebonito mi pedacito de tierra que me toco ¡ajua!.

Bibliografía
Pastrana, D. (s.f.). La Jornada en línea. Recuperado el Martes 29 de Mayo de 2012, de http://www.jornada.unam.mx: http://www.jornada.unam.mx/2005/06/26/mas-daniela.html

Cortesía de ¡el tipo duro de Gomitoz!

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
200 Comentarios en “El tipo duro de Gomitoz”