2012

Florence Cassez libre

Pocos recuerdan a estas alturas que hay un proceso de relevancia en la Corte Suprema: El caso de la francesa secuestradora; ¿cómo habríamos de recordarlo si hay cosas más interesantes, como el nuevo yerro del que no es nuestro candidato?

Es un caso de relevancia no solo en nuestro país, sino a nivel internacional ya que, de todos es sabido, Sarkozy enarboló el asunto como bandera política en la République tierra de la liberté, égalité e fraternicé… siempre y cuando no sean nigerianos indocumentados.

Este asunto fue realizado como todos los asuntos que ventila el poder judicial, solapando las ineptitudes del ministerio público, no es distinto a ningún otro asunto. Resalta el hecho del teatro de la detención, un montaje televisivo que pone en la mira internacional a nuestro país.

De confirmarse la sentencia de condena impuesta a la francesa, México estaría expuesto al vituperio internacional. De revocarse, el escarnio sería interno.

¿Qué hacer?

Calderón, el justiciero anticrimen no podría estar de lado de la francesa. No. La Providencia lo hizo presidente para combatir el crimen, pero ¿cómo hacer para que su gobierno no quede mal ni con dios ni con el diablo?

Es una bonita coincidencia que al llegar el asunto a la Corte se turnará el asunto a Lelo de Larrea, El ministro que Calderón colocó en la corte. Lelo es hora de pagar el puesto, la encomienda: quedar bien con Francia y los países metiches y ser estoico ante la lapidación nacional.

Así, Lelo -sin hacerle honor a su apellido- elaboró un proyecto de sentencia simulado de justicia, la lapidación no aguarda y Francia le sonríe a México, pero no son tiempos políticos para soltar a la francesa ni están las bases legales para hacerlo. Lo que le sucede a ella, le sucede a miles de hijos de vecina que no son ciudadanos franceses y los jueces ni se despeinan al dictar la sentencia (previo formato arcaicamente establecido).
Se pasa el proyecto a otro ministro, en este caso, ministra, y es otra bonita causalidad que sea Olga Cordero de García Villegas, tan largo el apellido como su recomendación por Fox. Para ser nombrada la ministra fue propuesta dentro de una Terna ante el senado, el senado con sus atribuciones dijo “ninguno de los tres cumple los requisitos, señor presidente haga otra terna” ¿qué sucedió? Fox envió otra terna en la que volvió a incluir a la hoy ministra, sí en la primera terna no cumplió los requisitos, ¿por qué fue otra vez incluida? y sobre todo ¿por qué chingados esta vez resultó las más apta, la mejor para ocupar el puesto vacante? el nepotismo en el poder judicial en su máximo esplendor…pero eso es harina para otros birretes.

Mientras la ministra de largo apellido empolla su resolución (que no saldrá antes de las elecciones) ¿qué ha sucedido en nuestro país chipocludo?
Si, movimientos políticos, todo México preocupado por el futuro de nuestro país se ha dado a la tarea de participar activamente en la vida política, nos preocupa el país.

Y bueno también se reformó la constitución, pero tiene poca importancia, precisamente en esta época se decidió cumplir con la sentencia de 23 de noviembre de 2009 que dictó la Corte Interamericana en el caso Radilla Pacheco vs los Estados Unidos Mexicanos.

La Corte Suprema abrió una nueva época, ahora es garante de los derechos humanos, sentó las bases para que sus tribunales en un hecho inédito hicieran diarrea jurisprudencial en torno a la protección de los Derechos Humanos, conforme a la nueva reforma del primer artículo de nuestra constitución.

Principio de convencionalidad y principio pro persona, serán palabras que verán en la sentencia absolutoria de la francesa, las bases están sentadas y los distractores nacionales funcionan a las maravillas.

No les sorprenda que el Chapo Guzmán se haga ciudadano francés, tampoco les sorprenda que una francesa porte un logotipo que diga “#yosoy132”.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
194 Comentarios en “Florence Cassez libre”