2012

Casi a 155 años después…

Parece que 155 años no son suficientes para cambiar el carácter de los mexicanos

En Contenido de Junio del 2012 me encontré con el resumen de una carta “México y los mexicanos” escrita por José Zorrilla, autor de Don Juan Tenorio, tras una visita prolongada a México.

Lo que me hizo decir el HECF fueron descripciones que parece describir el carácter mexicano actual:

1. Del respeto a las ideas y la interpretación de la política

“Y como en tales situaciones de transición, los principios que son inconcusos para los unos y son aberraciones para los otros, y los hombres que son ídolos para un partido son objetos de encono o de mofa de los contrarios, los unos que se esfuerzan en ridiculizar lo que otros divinizan, y los partidos como los individuos se acostumbran a no respetarse unos a otros, y todo concluye por vulgarizarse o caer en rídiculo.”

Entonces las personas que se la pasan con: FECAL, Peje, pejezombie, copetudos, peñabots etc, solo siguen una tradición mexicana por excelencia: insultar y menospreciar a quien piensa diferente.

“Es un estado de fiebe política crónica. Al leer los periódicos, al oir las narraciones y la contemplar las continuas alarmas de los mexicanos, teme el extranjero presenciar de un momento a otro las más espantosas catástrofes. En cuandto las cuestiones políticas se enmarañan un poco, en cuanto las relaciones diplomáticas, se agrian algún tanto…: no se habla más que de próximas conflagraciones, de conspiraciones extensamente ramificadas, de sorpresas hechas por la policía y de decretos de proscripción.”

Entonces las continuas teorías de la conspiración usadas en todo momento: La invasión de USA por las drogas, la infiltración de armas de USA para socavar a México, son solo un ejemplo de un hábito arrastrado por tanto tiempo.

2. Función del gobierno y discusiones en el congreso

“Y la nación entera quiere vivir del erario: más como no hay gobierno que pueda emplear a toda la nación, lo que no son por él empleados se vuelven sus enemigos.”

Pareciera que la frase “Vivir fuera del presupuesto es vivir en el error” frase atribuida a César Garizurieta, buen político del PRI, no fuera un invento propio del PRI sino de la mexicaneidad.

“Basta que un partido dominador, aunque gobierne con legalidad y buena fe, proponga el mejor plan de conciliación universal, la reforma más útil y más perentoriamente precisa, para que el opuesto partido la declare absurda, perjudicial y hasta atentadora a los intereses, al honor y las creencias de la patria.”

¿Por qué esto suena bastante a lo que sucedió y sigue sucediendo en el congreso?

3. Economía y educación

“La mayor parte de los que tienen capitales que arriesgar, aguarda a ponerlos en circulación a que se calme la tempestad política y a que el país se sosiegue, pero el país tarda mucho en serenarse…”

Pareciera que el miedo a arriesgar el capital en México no es una cosa nueva.

“Los mexicanos, a pesar del abandono en que sus gobiernos han dejado yacer la educación del pueblo, imposibilitados de atender la propagación de los estudios por la inestabilidad en que continuamente les han tenido los vaivenes y disturbios políticos, poseen hombres de ciencia y de vastos conocimientos en los diversos ramos del saber humano avanzados por los adelantos del siglo.”

Talento mexicano siempre ha habido, y sigue existiendo: Premios Nobel que iniciaron su educación en México, investigadores que ganan premios internacionales, etc.

¿Tan poco ha cambiado nuestro carácter en casi 155 años?

Desde mi punto de vista, siempre después de una reflexión acerca de nuestras actitudes o de nuestro modo de pensar, salimos con la frase “así somos y qué?”, “México nunca va a cambiar”, “las cosa siempre han sido así”, “a México ya se lo llevó la chingada”, etc. De lo cual siempre he estado de acuerdo, pues el cambio es díficil y requiere de mucho esfuerzo y pensar en ello nos da idea de que el cambio necesario para México es enorme, y por lo tanto, casi imposible.

Tal vez sea cierto, por lo que me gustaría dejar esta reflexión que me cayó como anillo al dedo:

La ignorancia es felicidad, si tu empiezas a ponerle atención a todo lo que dicen tus padres, o la televisión, o cualquier otro medio de esos que utilizan para lavarnos el cerebro, una vez que tu empiezas a saber todas esas cosas empezaras a ver problemas por todos lados.

Cuando uno ve problemas por todos lados tontamente empieza a pensar que debería tratar de resolverlos…. y para resolver esos problemas lo más seguro es que tengas que cambiar…. y cambiar significa hacer cosas aburridas o difíciles…. y eso no va con nosotros.

Si somos estúpidos por voluntad propia, no tenemos manera de saber absolutamente nada, así que podemos seguir haciendo todo lo que nos gusta, ¡El secreto de la felicidad esta en ser unos estúpidos egoístas!”

Cortesía de Calvin&Hobbes

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
112 Comentarios en “Casi a 155 años después…”