2012

De Moreiras y otras ching…

No creerán lo que me pasó hace algunos días, mis compañeros hazmelchingadofavorianos. Resulta que trabajo en la cafetería de un aeropuerto en Coahuila. En mi lugar de trabajo tenemos todo el día la televisión del techo, no cambian de canal a otro que no sea Telerisa, por lo que ya sé de qué van todas esas mentadas de “Hoy” y “María la del Barrio”, etc. Estupideces que terminarán por hacer un genocidio de mis neuronas. En fin, me encontraba viendo ese largo programa de “Primero Noticias”, con Loret de Mola, cuyos contenidos que para nada están comprados, cuando entraron unos cinco señores con ropa fina, a los que les serví café, etc.

Cuando llego la ya esperada por todos nota del “impresionante” cierre de campaña de el copetón más famosillo de México. Y mientras los reporteros alababan un tanto sutilmente sus gritos choteados de siempre, los señores se pusieron a asentir con las babosadas del condidato del PRI como si Kike Peña estuviera diciendo el sermón del monte. Lo que me causó algo de gracia, por que no vemos muy seguido a personas que tomen en serio lo que dice.

Cuando pasaron a los reportajes de cierres de campaña de los demás candidatos, observé que eran mucho más breves que el de Peña y sobre todo menos favorecedores. Los criticaban y no mostraban sus mejores ángulos como lo habían hecho con el del abanderado der PRI.

Susurré un HECF, y los señores ricachones me vieron con sorpresa. La encargada de la cafetería vino como ciclón a decirme que me callara.

-¿Qué no ves, mensa, que ahí está el hermano del Moreira?

En efecto, ahí estaba el brother de nuestro Gober Precioso local, gozando del respeto de sus compañeros de mesa, que no decían ni pío de la absurda adulación de Televisa al PRI. Ni lo dirían, obviamente.

Don Moreira, (ejem…) se me quedó viendo feo el resto de su desayuno, hasta que por fin llegó su vuelo.

-La cuenta.

Al buscar en su cartera, no evitó sacar un enorme fajo de billetes, todos de a quinientos y doscientos. Realmente no pude disimular mi sorpresa, Y eso que no sacó todo el dinero que traía.

¿De dónde lo habrá sacado?

Disculpen mi hipótesis, pero no se puede sacar tanto dinero si no es que del gobierno. Los Moreira se han enriquecido con todos sus robos y tranzas, y de ser una familia de maestros, se convirtieron en millonarios, mira, que lindos.

¿Pues no que no había dinero para pagar la deuda que tiene Coahuila? Que chistositos son estos. Si que se pusieron buzos.

¿Cómo la vieron?

¡HECF!

PD: El tacaño no dejó propina.

Cortesía de Anamonet

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
110 Comentarios en “De Moreiras y otras ching…”