2012

Reflexión post-elecciones 2012

Buenas noches gente que lee este distinguido blog, esta noche me dirijo a ustedes en este ambiente post-elecciones en esta reflexión apartidista, los invito a pensar y reflexionar sobre lo que yo llamo nuestra “pseudo-democracia”.

En estas recientes elecciones se presento una participación de 62.28% según datos del PREP, esto nos dice que de las personas en edad para votar registradas en el IFE con capacidad para votar en estas elecciones solo el 62.28% decidió votar, en pocas palabras solo el 62.28% de la población que podía votar en estas elecciones decidieron a nuestro futuro presidente.

Datos del conteo rápido y del PREP han arrojado hasta este momento a Enrique Peña Nieto como el ganador de estas elecciones con un 36.76% de los votos a su favor.

Estos porcentajes son básicos en lo que intento explicar sobre nuestra “pseudo-democracia” y por eso los presenté antes de la siguiente secuencia de ideas.

Desde primaria se nos educa y se nos insiste en que la democracia es la elección de nuestros gobernantes por la vía del voto de cada uno de los ciudadanos, en palabras de nuestros apreciados maestros “nosotros elegimos a quien nos gobierna”. Esta idea se nos repite y refuerza a lo largo de toda nuestra educación, y no solo ahí; en cada época cercana a alguna elección el IFE nos bombardea con spots donde nos dice que “La participación ciudadana” es lo que hace grande a un país, que el votar nos da el poder de elegir a nuestros representantes.

Nuestros gobernantes son la elección del pueblo, por obvias razones no es una selección del pueblo en un 100%, si no que nuestro gobernantes son elegidos por la mayoría del pueblo. Por ejemplo el presidente de la republica es elegido por la mayoría de su país para gobernar. Y en este punto es donde me pierdo y no logro entender nuestro sistema.

Enrique Peña Nieto ha sido manejado como el gran ganador de las pasadas elecciones, pero fue ganador con un 36.76%, esto quiere decir que del 62.28% de las personas que podía y decidieron votar el 63.27% NO quería a Peña Nieto como Presidente de la republica. ¿Es este candidato en realidad el gobernante elegido “democráticamente” por el pueblo? Mas de la mitad de las personas que votaron no querían al candidato EPN como Presidente, sin embargo gracias a nuestra “Pseudo-democracia” la mayoría es acallada, nuestro sistema nos dice que el candidato con mayor numero de votos gana, sin embargo esta ley choca con la idea que nos conciben de la mayoría manda.

¿En verdad en México se vive la democracia? ¿En realidad la voz del pueblo es escuchada? ¿El 36.76% de votos de 63.27% de votantes que fueron a la casilla es en verdad una representación de lo que México quería para presidente?

En verdad ahí que considerar nuestro sistema político, Gracias, Buenas Noches.

*Los porcentajes fueron tomados por datos del PREP a las 3 a.m. 2 de Julio.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de José

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
163 Comentarios en “Reflexión post-elecciones 2012”