2012

Impuestos y de mi dinero

Quisiera compartir con ustedes dos HECF’s que me toco escuchar donde se refleja la idiosincrasia de gran parte de nuestra sociedad. Aclaro que todos ellos fueron escuchados por el aquí escribiente, y que presto pare oído por que como se dice por ahí “en el fondo todos somos mitoteros”.

HECF #1 COMIENDO BURRITOS EN LA CALLE.

Cuando yo llegue ya había una charla entre un comensal y la vendedora, en algún punto de la charla se dijo esto:
Comensal (C); ..entonces si le piden permiso para vender aquí?
Vendedora (V); Si, por que esto ya no es federal, tengo que renovar el permiso cada 6 meses.
C– Y es caro el permiso?
V– si pago $800 cada seis meses, pero eso no es todo, eso nomas al ayuntamiento, además me tengo que registrar en HACIENDA para que me den el permiso y ahí también tengo que pagar impuestos.
C– aaaaa y ahí cuanto le sale?
V– ahí tengo que pagar $300 pesos cada dos meses, Y DE MI DINERO, no se vale, como ellos tienen su sueldo piensan que uno también, pero no, uno tienen que pagar esos impuestos de su dinero…..

Ahí fue donde dije HECF, yo pago $300 pesos de ISPT cada semana, obvio de mi dinero, de mi sueldo que es producto de mi trabajo y esta señora que a juzgar por el numero de hieleras que lleva y de la basura acumulada producto de la venta del día gana mas que yo por semana, le pesan pagar un promedio $71 pesos semanales de impuestos. Esta bien que sea comercio informal pero si le genera una ganancia, debe de pagar impuestos, todos lo hacemos

HECF’s #2 BUROCRATAS Y HORAS EXTRAS.

Hacia dos meses del cambio de ayuntamiento, el anterior había malgastado todos los recursos y de plano 2 meses antes dejo de prestar el servicio de recolección de basura, el nuevo ayuntamienot con recursos federales empezó un campaña de limpia y pagando horas extras a los trabajadores de limpia para subsanar el déficit. En el pasillo de la clínica de salud se encuentran dos trabajadores de limpia uno en activo el otro retirado y esta fue su charla.

R—Y que como están de chamba ahorita?
A—bien cargados ya llegaron recursos y el “preciso” quiere que trabajemos horas extras hasta los fines de semana, las pagan triples.
R- orale, y es que si es un cochinero toda la ciudad.
A—pos si, pero nosotros no tenemos la culpa.
R—pero pagándolas triples han de agarrar un billetote, salen bien cargados. O no?
A—si pero no pueden obligarnos a trabajar si no queremos, le vamos a echar el sindicato.
(aquí en este punto el trabajador retirado, puso cara de “AhC-Ah Cabron”)
R—como, osea que no están aprovechando la paga extra?
V—pues unos si pero, los que no queremos no, no pueden obligarnos.

Ya en este punto el trabajador retirado puso fin a la charla y se despidió cortésmente y se retiro con una expresión de confusión.

Yo entendí que contrario a muchos trabajadores que buscan generar un mayor ingreso a para su familia, estos burócratas huevones con un sueldo bastante superior al cualquier obrero, con prestaciones, con dos periodos de vacaciones al año, con dos meses de aguinaldo en pagos diferidos e incapacidades hasta por un dolor de cabeza. Con esas condiciones para que hacer un esfuerzo adicional?. Que importa que el lema del sindicato diga: “Por un gobierno al servicio de Pueblo”, mientras yo tenga para tragar, que el pueblo se chingue.

Cortesía de Ruben

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
100 Comentarios en “Impuestos y de mi dinero”