2012

Cada chicle a su lugar

omo la gente acostumbraba pegar los chicles bajo las bancas del Templo de La Merded en Lagos de Moreno, Jalisco; el sacristn cansado de limpiarlas hech a volar su imaginacin e instal este letrero afuera de la entrada principal arrancando automaticamente la frase …HECF a los transentes. Saludos.

Hazme el chingado favor!

Cortesa de Efrain

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
166 Comentarios en “Cada chicle a su lugar”