2012

¿Y nuestra gente? – El regreso de Lujambio

Yo al igual que muchos de ustedes vi por televisin el regreso del ex-titular de la sep, Alonso Lujambio a la vida poltica, y el como nos ablandaban el corazn, al decir pobrecito y que fortaleza de hombre.

En realidad no se le desea el tener esa enfermedad a nadie, al menos esta persona dentro de todo lo malo tuvo los recursos para ser tratado en los mejores hospitales del gabacho, y despus poder regresar a la polaca con sus respectivos beneficios ($$$$), adems de ser ovacionado por la gran mayora de sus compaeros (hasta entre parsitos hay solidaridad) .

Quien sabe hasta donde tenga la capacidad de poder desarrollar su trabajo pagado por nosotros, y si lo mejor sea que se dedicara nicamente a recuperarse, ser que le estamos pagando a manera de homenaje su presencia en la poltica, y mientras olvidamos lo que sucede en nuestra vida “real” del mexicano promedio (cuantos millones seremos?), o de condiciones muy precarias, cuando alguien tiene una enfermedad de este tipo, o quizs mas devastadora, existir la atencin adecuada por parte de nuestras instituciones de salud?, o por ser pobres no merecemos atencin?, ya no imaginemos una enfermedad asi de grave, imaginemos un parto prematuro en una familia muy humilde, en donde esta en riesgo la vida de la mama y del bebe, imagine el tener que peregrinar por toda la ciudad en busca de una incubadora, el que los rechacen de una y otra institucin, pues por ser pobre no tienen el dinero para atenderse en una institucin particular.

Que cruel que tenga que pasar por esta situacin el seor Lujambio, pero aun cuando no es deseada, solo es una mnima muestra de lo que padecen muchos mexicanos, ojala y quien dirigen estos noticieros se dieran una vuelta por algn hospital infantil publico de Mxico donde tratan este tipo de enfermedades para ver las cosas por las cuales tienen que pasar los familiares de los internados y asi hacer un reportaje de nosotros, de nuestra gente.

Hazme el chingado favor!

Cortesa de Fernanda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
100 Comentarios en “¿Y nuestra gente? – El regreso de Lujambio”