2012

Mientras tanto en un banco en Celaya

Nadie me lo contó, lo vi. Hoy en la sucursal 5203 de BANCOMER, de Celaya, Gto., (Parque Celaya) entró un señor mayor, preguntó a la gerente a señas en dónde se formaba ( él solo hablaba inglés) y la gerente muy déspota le dijo que ahí y solo señaló, él no entendió y al ver la fila enorme le dijo que era imposible durar parado porque sus rodillas le dolían mucho y ella ya no lo escuchó se metió a su cubículo.

Entonces el señor solo movió la cabeza y preguntó a otra individua si podía tomar una silla (en spanglish y señas) y formarse y ella le dijo en tono muy prepotente ¡no hablo inglés! El señor fue a formarse y jamás tuvieron la amabilidad de decirle que se formara en la fila “Preferente”. El señor formado tambaleaba y las piernas se le doblaban y se sostenía de donde podía. Un chico le dijo que él tomaba su lugar para que él se sentara pero no lo entendió.

Llegó mi turno en la fila y le dije en inglés algo cuchito que tomara mi lugar y me dijo ok, gracias, gracias. Voltee a ver a los de la fila y les dije que si había problema y la mayoría dijeron que no pero una maestra que por cierto trabaja en mi zona me dijo que ella tenía prisa y que no era su culpa que el viejo estuviera enfermo y la verdad me enca$%& y le contesté que ella también sería vieja y con problemas de rodillas por su gordura extrema. Me pregunto ¿una gerente no está obligada a brindar un buena información a sus clientes? ¿Por qué la ineptitud de no saber inglés y tener ese puesto? Vaya, que cosas se ven y aún así no cambiamos y queremos una sociedad mejor.

Cortesía de Brandy

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
112 Comentarios en “Mientras tanto en un banco en Celaya”